Problemas de transmisión después de un accidente en la parte delantera

La transmisión de su vehículo es un componente vital y central de su automóvil. Es esencialmente un grupo complejo de engranajes y cojinetes revestidos de aceite que ayudan a tomar la potencia del motor y transferirla a las ruedas sin problemas.

Las reparaciones de automóviles son CARAS

Como resultado, cuando tiene problemas de accidentes en la parte delantera del vehículo, existe una buena posibilidad de que su transmisión también se dañe de una forma u otra.

Si ha tenido un accidente frontal, es probable que la transmisión se haya dañado. El costo de repararlo puede oscilar fácilmente entre €4,000 y €6,000.

Este artículo lo ayudará a comprender qué problemas de transmisión son causados ​​por un accidente automovilístico frontal y qué opciones de reparación están disponibles para sus necesidades.

¿Cuáles son los problemas comunes de transmisión después de un accidente frontal?

Estos son los diez problemas comunes de transmisión después de un accidente frontal, junto con las opciones de reparación y los costos de reparación:

1 Líquido bajo

Después de un accidente frontal, los problemas de transmisión más comunes son bajo nivel de líquido y fugas. El líquido de transmisión es un componente importante de la transmisión del vehículo porque ayuda a que todas las piezas móviles funcionen sin problemas. Sin embargo, una transmisión con fugas puede causar más daños a su automóvil, lo que aumenta los costos de reparación.

Reparaciones: deberá revisar y completar los niveles de líquido de su automóvil. Esta es una reparación relativamente menor que no le costará mucho dinero, pero ahorrará en futuras reparaciones que pueden ser más costosas si la transmisión se queda sin líquido.

Costos de reparación: las reparaciones de transmisión con poco fluido y con fugas pueden costar entre € 50 y € 100.

2 Sin marcha atrás

Si no puede poner su transmisión en reversa, generalmente se debe a una falta de presión hidráulica. Esta presión ayuda a que las ruedas del vehículo se muevan cuando está en reversa. El problema puede estar relacionado con más piezas, incluidos engranajes, válvulas y/o solenoides.

Reparaciones: si no puede hacer que su transmisión retroceda después de un accidente, deberá analizarla antes de realizar cualquier reparación costosa. Puede llevarlo a un mecánico o distribuidor para que lo analice o hacer que alguien lo mire por usted.

Costos de reparación: tener una transmisión sin reversa cuesta alrededor de €2,000 a €3,500.

3 Sin primera marcha

Después de un accidente frontal, la falta de la primera velocidad se debe a daños en el cuerpo de válvulas y los solenoides de la transmisión. El cuerpo de válvulas de la transmisión es donde los solenoides controlan los engranajes.

Reparaciones: si le falta la primera marcha en su automóvil después de un accidente frontal, deberá hacer que la revisen porque puede resultar costosa si se ignora.

Costos de reparación: no reparar la primera marcha puede costar entre € 3,000 y € 6,000.

4 Pérdida repentina de energía

Los problemas de transmisión después de un accidente frontal provocan una pérdida repentina de potencia porque los engranajes no funcionan correctamente. Como resultado, el vehículo dudará o perderá toda su potencia. Por supuesto, aún puede deslizarse hasta un lugar seguro si pierde energía, pero este no siempre será el caso.

Reparaciones: la pérdida repentina de energía requerirá una reconstrucción completa de la transmisión para restaurarla a su estado original. Es probable que necesite nuevos engranajes, cojinetes, sellos y juntas para este fin. También deberá engrasar o reemplazar el fluido, así como los filtros, revisarlos y limpiarlos si es necesario.

Costos de reparación: reparar una pérdida repentina de energía puede costar entre € 3,000 y € 6,000.

5 Ruido de molienda

El ruido de rechinar de la transmisión de su automóvil generalmente es causado por la corrosión dentro del retenedor del cojinete que ayuda a mantener las piezas girando suavemente en su lugar incluso cuando están bajo tensión. Desafortunadamente, este problema a menudo puede conducir a otros problemas porque crea más desgaste en otras partes.

Reparaciones: un ruido de rechinamiento requiere reconstruir la transmisión, limpiar el retenedor y reemplazar cualquier pieza rota o corroída. También debe reemplazar todo su fluido porque la corrosión lo habrá contaminado.

Costos de reparación: una reparación de ruido de rechinamiento puede costar entre €3,000 y €6,000.

6 Fuga de líquido de transmisión

Otro de los problemas más comunes después de un accidente frontal es la fuga de líquido de transmisión que generalmente proviene de daños en la bomba o la junta.

La cantidad de fugas depende de qué tan mal se haya puesto hasta ahora, por lo que si le dan servicio a su vehículo con regularidad, es posible que no sea un gran problema para usted. Sin embargo, si tiene muchas kilómetros en su vehículo o ha pasado mucho tiempo desde su último servicio, probablemente necesitará que lo revisen antes.

Reparaciones: una fuga de líquido de transmisión requiere que hagas prácticamente todo lo mencionado anteriormente en la sección de reparaciones. Además, deberás reponer las piezas rotas y cambiar todo el líquido para que no haya ningún agente contaminante que cause problemas. Si necesita reemplazar su junta, también debe obtener una nueva junta de bandeja para evitar que la siguiente tenga fugas.

Costos de reparación: la reparación de una fuga de líquido de transmisión puede costar entre € 500 y € 1,000, dependiendo de qué tan extensa sea.

7 Ruido de transmisión

Si su automóvil repentinamente comienza a hacer ruidos al cambiar de marcha después de un accidente, generalmente sucede una de dos cosas. O doblaste algo dentro del auto o tu cuerpo de válvula se salió de su lugar. Esto hace ruidos porque ahora se está moviendo demasiado hacia un lado y, por lo tanto, golpea algo más.

Reparaciones: si esto ha sucedido, necesitará que un mecánico lo revise por usted. Pueden saber si los problemas provienen de daños internos o externos al escuchar el ruido que hace su transmisión e identificar qué parte lo está causando.

Costos de reparación: una reparación de ruido de transmisión puede costar entre € 2,000 y € 3,500.

8 Líquido en el sistema de escape

Si hay líquido en todo el sistema de escape después de un accidente frontal, es muy importante realizar un trabajo de reparación lo antes posible. Este líquido consumirá su sistema de escape y puede ocasionar problemas costosos en el futuro.

Reparaciones: debe revisar su vehículo en busca de otras fugas de líquido y reemplazar o reparar cualquier pieza rota que pueda haber sido golpeada durante el accidente. Cuantas más veces te encuentres con problemas similares después de un accidente, peor se vuelven, por lo que es importante solucionarlos rápidamente.

Costos de reparación: la reparación del líquido en el escape puede costar entre € 500 y € 1,000, dependiendo de qué tan extenso sea. También puede requerir el reemplazo de algunas partes del sistema de escape, pero esto depende completamente de lo que necesita atención y por qué.

9 Los controles de transmisión no funcionan

Si los controles de transmisión de su automóvil dejan de funcionar repentinamente, generalmente es un problema con el módulo de control de la carrocería. Esta parte dentro de su automóvil controla toda la comunicación entre su transmisión y otras partes de su vehículo que pueden necesitar comunicarse en cuanto al cambio de marchas.

Reparaciones: Esto requerirá que lo lleve a un taller de reparación donde puedan diagnosticar qué es lo que salió mal exactamente. Es posible que tengan que reemplazar el módulo de control de la carrocería, pero esto depende completamente de por qué no funcionó en primer lugar.

También debe verificar si hay fugas de líquido porque pueden afectar cualquier cosa eléctrica dentro de un automóvil, lo que puede causar este tipo de problema.

Costos de reparación: reparar los controles defectuosos en su transmisión puede costar entre € 700 y € 1,000, según el problema exacto.

10 Luces que parpadean o se atenúan

Si las luces de su automóvil parpadean o se atenúan después de un accidente, generalmente es un problema con el cableado. Los cables agrietados o rotos pueden significar que estas partes de su automóvil no están bien conectadas y que emiten señales eléctricas deficientes.

Reparaciones: deberá llevar su automóvil a reparar lo antes posible porque esto es una señal de que los cables se están rompiendo y necesita volver a cablearlos correctamente antes de que el problema empeore.

Costos de reparación: las luces parpadeantes pueden costar entre € 400 y € 1,000 dependiendo de dónde se deban volver a conectar los cables.

¿Cómo prevenir problemas de transmisión después de un accidente automovilístico?

Prevenir los problemas es bastante fácil. Puede esperar hasta que su automóvil esté completamente reparado o puede hacer que lo revisen de vez en cuando, digamos una vez cada tres meses, para estar seguro. De esta manera, detectará cualquier pequeño problema antes de que empeore y se ahorrará el posible dolor de cabeza de lidiar con problemas más costosos y difíciles de solucionar.

Estos son los mejores consejos para prevenir problemas de transmisión después de un accidente frontal:

  • Mantenga sus ojos en el camino. La mayoría de los accidentes ocurren porque las personas no están concentradas en conducir. Así que asegúrese de mantener sus ojos en lo que está delante de usted en todo momento.
  • Cíñete al límite de velocidad. Esto no solo ayudará a prevenir accidentes, sino que también llegará a su destino más rápido si no tiene que reducir la velocidad debido al tráfico en el camino.
  • Evitar distracciones. Muchos accidentes son causados ​​por personas que intentan distraerse mientras conducen enviando mensajes de texto o leyendo correos electrónicos. Lo mejor que puede hacer es mantener los dispositivos electrónicos personales fuera del alcance mientras conduce para que no tenga la tentación de usarlos cuando no debe usarlos.
  • Asuma que otros conductores no saben lo que están haciendo y manténgase preparado. El hecho de que otra persona esté en la carretera no significa que sea un buen conductor o que sepa cómo conducir con seguridad en circunstancias normales, y mucho menos en una situación posterior a un accidente. Por favor, no asuma que otros conductores se detendrán cuando deberían o reducirán la velocidad cuando usted lo necesite. En su lugar, asuma que harán lo contrario de lo que usted cree que es mejor, y manténgase preparado para que esto no lo tome con la guardia baja.
  • No conduzca si su vehículo no es seguro. Conducir en un automóvil inseguro no solo puede causar accidentes, sino que también puede ser peligroso para otras personas en la carretera que pueden tener un accidente con usted porque su automóvil no estaba a la altura de los estándares. Asegúrese de que todos los vehículos de su hogar se inspeccionen con regularidad para detectar cualquier problema potencial antes de sacarlo a la carretera, donde podría convertirse en un peligro para los que lo rodean.
  • Realice las reparaciones lo antes posible después de un accidente. Esto asegurará que su vehículo sea seguro para conducir y evitará que surjan otros problemas como resultado del daño real.
  • No permita que nadie, excepto un mecánico calificado, trabaje en su automóvil. Cualquier aficionado que ponga sus manos en el motor de su automóvil podría causar más daño, e incluso podría romper sin saberlo algo que debe ser reemplazado por un profesional que sabe lo que está haciendo.
  • Asegúrese de comprar suficiente seguro antes de que ocurra un accidente. Si termina teniendo que hacerse cargo de todas estas reparaciones usted mismo, es posible que no tenga forma de pagarlas sin endeudarse seriamente o vender sus posesiones.
  • Siempre debe tratar de protegerse tanto como sea posible comprando un seguro lo suficientemente alto como para cubrir cualquier costo relacionado con un accidente que fue su culpa. De esta manera, no tendrá que pagar miles de euros además de todo el daño potencial causado a su automóvil.
  • No todos los problemas después de un accidente automovilístico significan tener gastos importantes. Sin embargo, aún es aconsejable mantenerse alerta para verificar cualquier problema después de que haya ocurrido un accidente. Por supuesto, ser demasiado paranoico acerca de esto puede terminar costándole más tiempo y dinero de lo necesario, pero tomar algunas precauciones durante al menos un mes después de que ocurra un accidente no solo es una práctica estándar. Aún así, también puede salvarlo de serios problemas de reparación en el futuro.

¿Cómo elegir el taller de reparación adecuado para sus necesidades?

No importa qué tipo de automóvil tenga, o cuán perfecto pueda ser, los accidentes SÍ ocurren. Sin embargo, antes de que ocurra el impacto, existe la posibilidad de reparar su automóvil por un precio más bajo. Por lo tanto, es mejor hacer una reparación más pequeña por su cuenta en lugar de dejar que el concesionario haga las reparaciones.

¿Qué debo evitar?

Muchas cosas pueden causar daños a su automóvil, especialmente después de un accidente. Asegúrese de que todas las partes de su vehículo se vuelvan a armar correctamente, o se encontrará con otro problema más adelante.

Conclusión

Si ha tenido un accidente automovilístico, es importante asegurarse de que su vehículo se repare correctamente. Conducir un automóvil inseguro no solo puede causar accidentes, sino que también puede ser peligroso para otras personas en la carretera que pueden tener un accidente con usted porque su automóvil no estaba a la altura de los estándares.

Asegúrese de que todos los vehículos de su hogar se inspeccionen con regularidad para detectar cualquier problema potencial antes de sacarlo a la carretera, donde podría convertirse en un peligro para los que lo rodean. Los problemas de transmisión después de un accidente en la parte delantera pueden provocar problemas más graves si no se reparan, así que asegúrese de solucionarlo lo antes posible.