Cómo reducir el rebote de la suspensión: causas y soluciones

Los sistemas de suspensión de automóviles están diseñados para mantener una experiencia de conducción estable y sin problemas. Sin embargo, estos componentes del sistema de suspensión se estropean con el tiempo, provocando una sensación de rebote mientras se conduce. Aparte de los malos componentes de la suspensión, otros factores pueden hacer que un camión rebote mientras conduce. Uno de los principales contribuyentes es la edad.

Demasiado rebote de la suspensión puede ser incómodo y afectar el manejo del vehículo y la seguridad en la carretera. En este artículo, lo guiaré a través de las causas de los rebotes de los componentes de la suspensión del automóvil y cómo reducir el rebote de la suspensión. Pero primero, veamos las posibles causas.

¿Por qué la suspensión de mi automóvil rebota?

Varios factores como un mal amortiguador, rótulas defectuosas, mala alineación, problemas con los neumáticos, volante defectuoso, puntales rotos y golpes en la carretera son las razones comunes por las que la suspensión de su automóvil rebota.

puntales rotos

El puntal es responsable de suavizar el andar y mantener las llantas en su posición para brindar apoyo al sistema de frenos y dirección según se requiera. El puntal ya no puede suavizar su experiencia de manejo si se vuelve malo. En otras palabras, hará que la suspensión rebote mientras conduce.

Tenga en cuenta que el automóvil puede perder el apoyo de dirección y frenado además del rebote de la parte trasera o delantera mientras conduce.

Amortiguador en mal estado

El amortiguador y el puntal son similares en apariencia y función. El amortiguador amortigua o absorbe la compresión y rebote de los resortes y suspensiones. Mantienen sus llantas en el camino y ayudan a reducir cualquier forma de derrape. Si el amortiguador falla, hará que su automóvil rebote mientras conduce.

Mala alineación de ruedas

Otra razón por la que un automóvil rebota mientras conduce a altas y bajas velocidades es la mala alineación de las ruedas. Si la alineación de las ruedas está desactivada, los componentes de la suspensión se vuelven más susceptibles a sufrir daños. Una mala alineación puede hacer que los resortes se desplacen de sus posiciones y afectar los ángulos de inclinación de las ruedas. Esto no solo causará una sensación de baches, sino que también dañará los componentes de la suspensión.

Neumáticos malos

Los neumáticos de automóvil en mal estado son otra razón para que un automóvil rebote. Por ejemplo, el ahuecamiento de los neumáticos o los daños en los flancos provocarán una conducción llena de baches. Por lo general, cuando tiene llantas en mal estado, tienden a perder aire rápidamente. Los neumáticos defectuosos suelen tener fugas de presión.

Presión desigual de los neumáticos

Los neumáticos son las únicas partes de su automóvil que hacen contacto con la carretera. Por lo tanto, deben recibir un mantenimiento adecuado para un manejo suave, seguridad y una experiencia de conducción perfecta. Además de usar llantas de buena calidad, mantenga las presiones adecuadas en las llantas. Si las llantas no tienen el calibre adecuado, pueden causar baches en la conducción.

Sistema de volante defectuoso

Un signo común de un sistema de volante defectuoso son los viajes llenos de baches. Si su parte delantera rebota a altas velocidades, es posible que el sistema de dirección esté dañado y necesite atención. Si esta es la causa principal, deberá reemplazar la rueda por una nueva.

Condiciones del camino

Si su neumático delantero y trasero rebota mientras conduce por primera vez, no culpe a ninguno de los componentes de su automóvil. Puede deberse a las condiciones de la carretera. Por ejemplo, no tiene que quejarse de un viaje lleno de baches cuando conduce fuera de la carretera. Pero si el rebote continúa incluso en un pavimento liso, vaya a un centro mecánico para que lo revisen.

Otros componentes de suspensión defectuosos

Por último, cualquier otro componente de suspensión deficiente provocará rebotes mientras conduce. Los casquillos de inclinación superiores e inferiores dañados, otros casquillos de suspensión, tirantes cortos y tirantes dañados provocarán rebotes. Debe inspeccionar todos los componentes del sistema de suspensión para rastrear al culpable.

Ahora que he descrito las causas de la suspensión rebotadora, veamos cómo solucionarlas.

Cómo reducir y corregir el rebote de la suspensión

Como ha visto, hay varias causas posibles de los sistemas de suspensión de automóviles que rebotan. De la misma manera, hay varias formas de solucionarlo. Sin embargo, solo necesita rastrear la causa raíz y repararla o reemplazarla.

Reducir o reparar un sistema de suspensión que rebota implica reemplazar los puntales y los amortiguadores defectuosos, los neumáticos en mal estado y los resortes dañados, realizar la alineación y el equilibrio de las ruedas, y controlar periódicamente la presión de los neumáticos.

Reemplace el amortiguador y los puntales defectuosos.

Lo primero que suelo comprobar en un coche hinchable son los amortiguadores y el montante. Son la causa más común de rebote excesivo en un automóvil. Reemplácelos si el diagnóstico demuestra que son malos. En la mayoría de los casos, eso es todo lo que necesita para solucionar el problema.

Obtenga un balanceo y alineación de ruedas.

Una alineación adecuada de las ruedas reducirá o detendrá el rebote de la suspensión si la suspensión está desalineada. También es necesario comprobar y equilibrar las ruedas durante la alineación. Las ruedas desequilibradas causarán problemas de rebote.

inflar los neumáticos

La presión desigual de los neumáticos causará varios problemas. Por lo tanto, debe revisar e inflar los neumáticos. Asegúrese de que no estén demasiado inflados o insuficientemente inflados. Mantenga el PSI recomendado para los neumáticos delanteros y traseros.

Consigue mejores neumáticos

Como se explicó, las llantas viejas son una de las razones por las que la conducción rebota. Obtenga mejores llantas de una marca premium y reemplace las viejas. Los neumáticos premium no solo reducirán o detendrán los paseos que rebotan. Mejorará el manejo y la seguridad y también extenderá la vida útil de varios componentes del sistema.

Inspeccione y reemplace las suspensiones dañadas.

Inspeccione otros componentes del sistema de suspensión, como las rótulas, bujes de inclinación superior e inferior y otros. Reemplace cualquier componente de suspensión dañado. A veces, más de un componente podría estar causando el paseo rebotante. Por lo tanto, reemplazar solo uno solo reducirá la tasa de rebote. Si desea obtener excelentes resultados, debe diagnosticar minuciosamente y reemplazar todos los componentes defectuosos.

Para ir finalizando

Saber qué causa y cómo reducir el rebote de la suspensión sin tomar medidas no solucionará el problema. Debe implementar lo que aprendió aquí antes de esperar ningún resultado.

La causa real suele ser simple y fácil de solucionar con la guía adecuada. Los problemas comunes suelen ser componentes de suspensión defectuosos que necesitan reemplazo.