¿Qué tan caliente se pone un silenciador?

El propósito del sistema de escape de un automóvil es alejar los gases del vehículo, y un silenciador amortigua el ruido que produce un sistema de escape recto.

A continuación hay más información sobre los silenciadores de los vehículos y los rangos de temperatura normales en los sistemas de dispersión de gases de escape.

Significado de escape caliente

Si bien depende del sistema de escape, la temperatura promedio en el silenciador suele estar entre 300 y 500 grados Fahrenheit.

El motor de su vehículo produce gases extremadamente calientes en el proceso de utilizar la combustión para impulsar el vehículo hacia adelante o hacia atrás.

Esos gases se transfieren a la parte trasera del vehículo y salen de él.

Sin esta transferencia, podría ocurrir lo siguiente:

  • El motor podría detenerse.
  • Los gases de escape mortales podrían ascender y penetrar en la cabina del vehículo.
  • La temperatura general del vehículo, particularmente dentro y alrededor del motor, podría aumentar tanto que podría afectar el rendimiento del vehículo o podría iniciarse un incendio.
  • Los gases transferidos se denominan «escape». El escape es un término genérico que cubre varios gases diferentes.

    Los siguientes son algunos de los gases que forman parte de cualquier sistema de escape de gasolina:

    Este escape es el producto del sistema de dispersión de gas extremadamente caliente del motor. Cuando ese escape excede un rango de temperatura normal, se llama «escape caliente».

    Cuando eso sucede en algunos vehículos, se enciende una luz de advertencia.

    ¿Por qué se calientan los silenciadores?

    Su motor utiliza la combustión para impulsarse. Esa combustión es una serie constante de encendidos y explosiones que hacen girar los componentes del motor.

    Cada combustión produce un calor increíble que se transfiere a los gases simultáneamente.

    Cuando los gases salen del motor, son los más calientes y alcanzan más de 1000 grados Fahrenheit.

    Esos gases se enfrían un poco a medida que se mueven por el sistema de escape.

    El silenciador es el último punto al que llegan antes de ser empujados por el aire.

    El silenciador tiene varios componentes de diferentes materiales, pero el material predominante es el metal. Al igual que un atizador de chimenea absorbe calor cuando se lo empuja al fuego o al carbón caliente, el metal en un silenciador absorbe calor.

    Eso eleva la temperatura general del silenciador, así como el resto del sistema de escape.

    La exposición del silenciador a gases extremadamente calientes es prolongada y constante, incluso si el vehículo está al ralentí.

    Dado que el metal no se incendia y tiene un punto de fusión más alto, la temperatura del silenciador tiene tiempo para aumentar y eventualmente alcanza varios cientos de grados Fahrenheit.

    ¿Qué tan caliente se pone el silenciador de un automóvil?

    El calor de un silenciador depende de dos cosas:

  • Las revoluciones por minuto (RPM) de su motor.
  • Qué tan rápido está moviendo el vehículo a través de la combustión en el motor.
  • Un silenciador en una situación extrema puede exceder los 700 u 800 grados Fahrenheit, que aún son 200 grados Fahrenheit más bajos que la temperatura promedio del escape cuando sale del motor.

    Sin embargo, en promedio, un silenciador oscilará entre 300 y 500 grados Fahrenheit.

    La diferencia entre cuando el escape sale del motor y cuando llega al silenciador depende del convertidor catalítico.

    El convertidor catalítico puede alcanzar más de 1800 grados Fahrenheit, pero la mayoría alcanza alrededor de 1000 grados.

    ¿Qué tan caliente se pone un silenciador en un motor pequeño?

    Dado que no hay un convertidor catalítico en algunos motores más pequeños, la temperatura del silenciador será aproximadamente la misma.

    El motor de una cortadora de césped, por ejemplo, tendrá entre 300 y 400 grados Fahrenheit.

    Debido a que el sistema de escape es más corto y no hay convertidor catalítico, el escape caliente del motor se vierte directamente en el silenciador.

    ¿Qué tan caliente se pone un silenciador de escape diesel?

    Las moléculas de diesel necesitan más calor para encenderse. Eso significa que el diesel se quemará más caliente desde el principio. A medida que ese calor se transfiere a los gases de emisión, deja el motor más caliente.

    La temperatura de escape típica del diésel oscila entre 1000 y 1200 grados Fahrenheit. Eso significa que el silenciador se calentará más a medida que el escape salga del vehículo.

    Temperatura típica de los gases de escape

    La temperatura de escape está determinada por la cantidad de calor que se necesita para hacer que las diferentes moléculas se enciendan. Las moléculas de gasolina, por ejemplo, no son tan pesadas como el diesel, lo que significa que se queman en un rango de temperatura más bajo.

    Las moléculas de diesel, debido a que son más pesadas, se encienden a una temperatura más alta.

    La gasolina generalmente se enciende en un rango de temperatura de 700 a 1100 grados Fahrenheit. El diesel se enciende en un rango entre 1000 y 1200.

    Como resultado, el escape de diesel está más caliente que la gasolina cuando sale del motor. Eso se mantiene a través del silenciador, pero el rango para ambos es típicamente entre 300 y 900 grados Fahrenheit.

    Factores que afectan la temperatura de los gases de escape

    Afectar la temperatura típica es una combinación de factores. El primer factor son las RPM del motor. Cuanto más altos sean, más caliente será el escape.

    El segundo factor es el tiempo que el vehículo está en funcionamiento. Un vehículo que funciona durante un breve período de tiempo no estará tan caliente como un vehículo que ha estado en funcionamiento durante millas.

    El tercer factor es el estado del motor. Los motores que funcionan de manera ineficiente o que arrojan una gran cantidad de gas a través del sistema de escape generalmente estarán más calientes.

    Los motores obstruidos pueden aumentar la temperatura de todos los componentes porque deben trabajar más para alcanzar la velocidad deseada.

    La calidad de la gasolina también afecta la temperatura del escape y los componentes del escape. La gasolina de mala calidad hace que el motor trabaje más, lo que produce temperaturas más altas.

    Debido a todas esas variables, no existe una temperatura «típica», sino un rango de temperatura que es normal versus anormal.

    ¿Cuál es la parte más caliente del sistema de escape?

    La parte más caliente del sistema de escape está en el punto en que el escape se transfiere fuera del motor. Las temperaturas en ese punto pueden superar los 1000 grados.

    Tan pronto como los gases salen del motor, comienzan a enfriarse. Aunque, en ocasiones, el enfriamiento es mínimo, dando como resultado un catalizador muy caliente.