Ralentí del automóvil irregular (causas y síntomas comunes)

Un motor en ralentí irregular es un problema que experimentan muchos vehículos más antiguos. Sin embargo, más allá de una molestia, el ralentí brusco es un síntoma de uno de los muchos posibles problemas.

El siguiente es un desglose de las causas más comunes de un motor que funciona en ralentí irregular y cómo puede saber si su vehículo lo hace.

¿Qué es un RPM de ralentí normal para un automóvil?

La mayoría de los vehículos funcionarán en ralentí entre 600 y 1000 RPM. El tamaño del vehículo y el motor del vehículo marcan la diferencia. Los motores más grandes funcionarán en ralentí a RPM más altas.

La velocidad de ralentí es la velocidad de rotación de un motor de combustión cuando funciona pero no está activado. Un mecánico puede ajustar las RPM para satisfacer las diferentes necesidades del vehículo o hacer que un motor funcione al máximo.

¿Qué es el ralentí irregular en un automóvil?

Cuando su vehículo «marcha al ralentí», las RPM fluctuarán sin que usted haga nada para iniciar un cambio. Caerán por debajo de 600 y luego aumentarán a más de 1000.

Esa cifra variará según su vehículo y la tasa de RPM que experimenta normalmente.

Será más evidente cuando el vehículo esté completamente desacoplado, pero también puede fluctuar cuando esté en funcionamiento.

Además, si los cambios de RPM se deben a la temperatura del motor, es posible que se noten más cuando enciende el vehículo o se desarrollan mientras lo opera.

¿Qué causa el ralentí irregular en un automóvil?

Varios problemas pueden causar un ralentí irregular en un vehículo. Afortunadamente, no todos requieren un trabajo importante para solucionarlos. Hacer que un mecánico calificado diagnostique su vehículo es vital para garantizar que aborde cualquier problema antes de que se convierta en un problema mayor.

Estas son algunas de las causas más comunes de un motor en ralentí irregular:

Fuga de vacío

Si su vehículo ha estado parado durante un período prolongado sin funcionar, o si acaba de completar un viaje largo, las mangueras de su motor pueden romperse.

Cuando eso sucede, los sellos se pierden y la presión de vacío que existe normalmente deja de existir.

Eso hace que su motor se apague, lo que puede hacer que el sistema informático de su vehículo comience a tratar de evitar fallos de encendido y puede hacer que las RPM fluctúen.

Bujías malas

Las bujías son el héroe anónimo y poco apreciado del motor de combustión. Sin ellos, el motor funciona horriblemente o no funciona. Sin embargo, con demasiada frecuencia, se descuidan y eso puede provocar fallos de encendido, lo que puede provocar saltos en las RPM.

Si una de las bujías falla, la secuencia de encendido para encender el motor de combustión se desvía.

Inspeccione sus bujías cuando su vehículo esté funcionando al ralentí y busque desgaste excesivo, suciedad o una carcasa rota.

Inyector de combustible sucio

Un inyector de combustible parcialmente obstruido puede provocar un suministro de combustible errático al motor. Eso, a su vez, puede hacer que el motor funcione de manera errática y que las RPM salten cuando está lleno de combustible y caigan cuando se queda sin combustible.

Una señal segura es si de repente tienes que cargar gasolina mucho más de lo normal. La razón es que su motor está trabajando más duro para mantener una combustión adecuada.

Una forma de inspeccionar su inyector de combustible es tomar un destornillador y colocarlo en el bloque del motor junto al inyector. Pon tu oído en el extremo del destornillador y escucha.

Si hay un “clic” rítmico, su inyector funciona normalmente. Si hay silencio o clics intermitentes, probablemente tenga un problema de obstrucción. Como primer paso, pase un limpiador de inyectores de combustible a través de él.

Si eso no borra el inyector, llévelo a su mecánico.

Filtro de aire sucio

Un filtro de aire obstruido hará que se introduzcan desechos en el motor, lo que provocará fluctuaciones en el rendimiento, o la suciedad bloqueará el flujo de aire y afectará el rendimiento.

El aire sucio puede causar fallos de encendido menores que hacen que las RPM suban y bajen.

Inspeccione su filtro de aire y si se ve sucio, reemplácelo. También puede rociar las partículas finas con agua, pero deje que el filtro se seque por completo antes de volver a colocarlo en su vehículo.

Limpiarlo puede ganar tiempo, pero eventualmente tendrá que reemplazar el filtro de aire.

Sensor de O2 defectuoso

Podría decirse que el sensor de oxígeno de su vehículo es la parte más delicada de su vehículo. Cuando un sensor experimenta la más mínima cantidad de estrés, puede funcionar mal y romperse sin previo aviso.

Si la luz de verificación del motor está encendida y su vehículo tiene un ralentí irregular, podría ser el sensor de O2.

Llévelo y revíselo, ya que es una solución bastante fácil y económica, pero si lo ignora, puede dañar su motor.

Síntomas de ralentí irregular

Cada síntoma de un ralentí de manejo brusco se centrará en la inconsistencia en las RPM. Estas son las formas más comunes en que fluctúan las RPM.

Constantemente corriendo alto

Las RPM altas son cuando su vehículo inmediatamente o casi inmediatamente salta al extremo superior de su rango estándar de RPM y permanece allí.

Los números de RPM constantemente más altos significan que su motor está trabajando más duro durante el ralentí y el funcionamiento y quemará más combustible.

Saltando de alto a bajo

A veces, las RPM saltarán desde la parte superior de su ciclo de RPM hasta la parte inferior y se repetirán. Se asemeja a una pelota que rebota, y no hay un estándar con respecto a qué tan altas serán las RPM o qué tan bajas serán.

La causa de esto podría ser cualquiera de las causas anteriores.

RPM extremadamente bajas

Un vehículo que funciona con RPM bajas es raro, pero cuando sucede, sus RPM caerán por debajo de su umbral inferior y permanecerán allí. Las RPM bajas también pueden ir acompañadas de estancamiento.

RPM erráticos

Cuando esto sucede, su inactividad saltará de alto a normal a alto y luego a bajo y luego a alto y luego volverá a la normalidad, sin ningún patrón en particular.

Si sus RPM son erráticas, debe llevar su vehículo para que lo inspeccionen lo antes posible.

Cómo detener el ralentí irregular en un automóvil

Puede probar los métodos mencionados anteriormente, pero lo mejor que puede hacer es llevar su vehículo a un mecánico y hacer que solucionen el problema de por qué está en ralentí.

En casos raros, puede indicar algo gravemente mal, como una junta de culata quemada o una bomba de combustible defectuosa.

Si prueba un par de correcciones y no se soluciona, revíselo lo antes posible. Jugar con él puede conducir a problemas más significativos y costosos.