¿Puede usar una bomba de bicicleta para inflar un neumático de automóvil?

Hay tantas ideas de bricolaje que circulan por Internet. Tal vez recientemente vio que sus neumáticos se veían un poco bajos y estaba buscando una manera de solucionarlo. Si inspeccionó su garaje y encontró una bomba de bicicleta, tengo una buena noticia para usted: podría inflar la llanta de su automóvil.

Sí, puede usar una bomba de bicicleta para inflar un neumático de automóvil, pero llevará mucho tiempo. El bombeo manual de un neumático puede llevar más de 20 minutos, dependiendo de qué tan desinflado esté. Siempre que sea posible, recomiendo encarecidamente utilizar un compresor para inflar la llanta de su automóvil. Independientemente, una bomba de bicicleta funcionará si estás en un apuro.

En esta guía, hablaré un poco sobre los neumáticos y la presión de los mismos. A partir de ahí, explicaré cómo una bomba de bicicleta podría ayudarlo y le daré una guía paso a paso para usar una para inflar su llanta.

Cómo funciona la presión de los neumáticos

Dentro de su neumático, hay «aire» que infla la goma. Un neumático moderno contiene este aire con los talones, el revestimiento interior y el relleno del talón del neumático.

Hay un pequeño pasaje por el que puede viajar el aire en el costado de la llanta, llamado vástago de la válvula. La forma en que está diseñada esta válvula es que permite que entre aire pero no permite que salga.

Como resultado, te quedas con aire presurizado en el interior. Esto se debe a que el aire sigue entrando cuando lo bombeas y no hay lugar para que escape. Es la misma razón por la que un globo se expande cuando lo soplas.

Puede colocar un manómetro contra esta válvula para obtener una lectura de la presión del aire. El medidor le dirá aproximadamente cuál es el psi del aire dentro de sus llantas. Esto se puede comparar con la presión correcta de los neumáticos.

La presión de neumáticos correcta para usted

La presión correcta de los neumáticos variará de un automóvil a otro y también dependerá de la ubicación del neumático. En muchos casos, los dos neumáticos delanteros requerirán una presión diferente a la de los dos traseros.

¿Cómo encuentra la presión correcta? Es una sugerencia del fabricante. Si abre la puerta del conductor y mira en el marco de la puerta, debe encontrar una calcomanía. Esta pegatina dirá qué psi es perfecto para sus neumáticos.

Alternativamente, su manual del propietario podría tener la figura. Al menos, una búsqueda rápida en Google te ayudará.

La forma «correcta» de inflar un neumático de automóvil

Por lo general, usaría un compresor de aire y un accesorio de tubo especial para inflar su neumático. El compresor bombea aire a través del accesorio y dentro del vástago de la válvula abierta de su neumático.

Muchas de estas herramientas también tienen un manómetro incorporado. Constantemente le dirá cuál es el psi interior de su neumático para que sepa cuándo dejar de bombear.

Algunas personas pueden tener uno de estos compresores en su garaje, cobertizo de herramientas o sótano. De lo contrario, los conductores pueden llevar su automóvil a una estación de servicio que tenga un compresor de aire. A menudo te piden que pagues unas cuantas monedas de veinticinco centavos por unos minutos de aire.

Si no hay un manómetro integrado en la bomba, entonces deberá quitar la bomba y verificar manualmente la presión de los neumáticos de forma rutinaria. Después de todo, la inflación excesiva es tan peligrosa como la inflación insuficiente.

¿Qué pasa con los neumáticos que siguen perdiendo presión?

Puede ser frustrante si acaba de bombear la llanta y la presión ya es baja nuevamente. Si este es el caso, es posible que tenga una llanta pinchada que no conoce. La solución rápida es tapar el agujero de la llanta.

Dependiendo de la ubicación, el ancho y la cantidad de orificios en su llanta, es posible que deba reemplazarla por completo.

Tenga en cuenta que la presión de los neumáticos también fluctuará a medida que cambian las estaciones. Recomiendo comprobar con frecuencia la presión de los neumáticos y esperar inflarlos en invierno cuando el aire se enfría.

¿Cuándo usaría una bomba de bicicleta?

Después de explicar todo este proceso, es posible que sienta curiosidad por saber dónde entra la bomba de bicicleta. Bueno, hay algunas razones por las que podría intentar usar una bomba de bicicleta para inflar la llanta de su automóvil.

Es una emergencia

Si está atascado en algún lugar y su llanta necesita aire desesperadamente, es posible que tenga que agarrar una bomba de bicicleta. Esto le dará suficiente presión temporal para llegar a casa o llegar a la estación de servicio más cercana para recargar allí.

No tienes compresor

Algunas personas simplemente no tienen acceso a un compresor y necesitan rellenar sus llantas. Si necesita ir a trabajar o planea conducir hasta un compresor en otro lugar, es posible que tenga la tentación de agarrar una bomba de bicicleta, especialmente si eso es todo lo que tiene a su disposición.

Acabas de parchear tu piso

Apostaría a que la razón más común por la que alguien usaría una bomba de bicicleta es que acaba de reparar una llanta pinchada.

Después de pinchar la llanta, hay una manera de sellar la brecha para que pueda seguir conduciendo. Una vez hecho el sellado, la llanta seguirá estando muy baja.

En este momento, puede agarrar la bomba de la bicicleta y empezar a rellenar el neumático.

Para liquidar una apuesta

Hay otras personas que simplemente sienten curiosidad genuina por esta pregunta y podrían haber hecho una apuesta al respecto.

Intuitivamente, tiene sentido. Las bombas para bicicletas entregan suficiente aire para bombear balones de fútbol y baloncesto. Pero, ¿tienen suficiente potencia para inflar su neumático?

Si hizo una apuesta sobre este tema, está a punto de ganarla o perderla.

¿Puede usar una bomba de bicicleta para inflar un neumático de automóvil?

Esto nos lleva a la pregunta del millón de euros: ¿se puede usar una bomba de bicicleta para inflar un neumático de automóvil? La respuesta es sí. De hecho, yo mismo lo hice personalmente, así que puedo dar fe de que funciona.

Sin embargo, es solo una opción para personas con paciencia. Puede poner cientos de bombas para volver a inflar la llanta de su automóvil.

Estas bombas están diseñadas para inflar neumáticos de bicicleta a más de 80 psi, por lo que definitivamente tienen la fuerza. Sin embargo, la diferencia clave es el volumen de aire.

Algo que podría requerir dos docenas de bombas para lograr con una llanta de bicicleta delgada, requeriría 200 bombas en una llanta de automóvil. Vas a estar bombeando esa bomba de bicicleta durante mucho tiempo (pero está lejos de ser imposible).

Consejo profesional: evite este dilema en el futuro con un producto simple

Sé que puede que sea demasiado tarde para hablar de esto, pero hay un gran producto que te ayudará a evitar este desastre en el futuro. Es una bomba de aire portátil para neumáticos de automóvil.

Compresor de aire portátil para inflar bomba de neumáticos NORSHIRE

Compresor de aire portátil para inflar bomba de neumáticos NORSHIRE

Tengo uno personalmente y me ha salvado en algunas situaciones difíciles. En lugar de dedicar 20 minutos a inflar manualmente un neumático, puede colocar esta herramienta en su neumático y obtener el psi perfecto en un minuto.

Si cree que podría volver a estar en la misma situación en el futuro, también podría recoger a uno de estos chicos malos hoy.

Lo que necesita para inflar el neumático de su automóvil con una bomba de bicicleta

En un segundo, te explicaré exactamente cómo usar esa bomba de bicicleta para inflar tus neumáticos. Primero, déjame decirte todo lo que necesitarás para el proceso:

  • Una bomba de bicicleta (obviamente)
  • Manómetro de presión de neumáticos
  • Opcional: destornillador de punta plana o guijarro para desinflar ligeramente los neumáticos demasiado inflados

Sí, eso es todo.

Guía paso a paso para inflar la llanta de su automóvil con una bomba de bicicleta

Sin más preámbulos, déjame entrar en mi guía paso a paso. Créame, este proceso funciona porque usó este proceso exacto no hace mucho tiempo.

Paso 1: Evalúe la situación

Comencemos por evaluar qué tan mala es realmente la situación. ¿Tiene un clavo o un tornillo alojado en su neumático? ¿Qué tan plano se ve el neumático? ¿Se encuentra en un escenario en el que puede pasar 30 minutos inflando un neumático sin lastimarse?

Paso 2: Retire la tapa del vástago de la válvula

Eche un vistazo a su llanta aplastada. A lo largo del anillo central, debería notar que el vástago de la válvula sobresale.

Este es el tubo negro que sobresale de su neumático.

Hay una pequeña tapa en la parte superior de este vástago de válvula. No podrá hacer nada hasta que retire la tapa.

Sujételo con los dedos y atorníllelo en sentido antihorario (recuerde, zurdo flojo). Retire completamente la tapa y colóquela en algún lugar donde no la pierda, como su bolsillo.

Paso 3: tome una lectura de presión

Aquí es donde el medidor de presión de los neumáticos resulta útil. Empújelo contra el vástago de la válvula ahora expuesto y vea cuánta presión hay en su neumático.

Querrá buscar una lectura de «psi», que es la abreviatura de «presión por pulgada cuadrada». Esencialmente, proporciona un valor de referencia de cuánta presión hay en su neumático. Cuantificarlo por pulgada cuadrada permite que todos los neumáticos diferentes utilicen el mismo lenguaje cuando se habla de su presión.

Paso 4: Encuentre el nivel de presión sugerido

Abre la puerta del conductor (si es seguro hacerlo). En el marco interior, encontrará una pegatina blanca con algo de amarillo. Esto le dirá cuánta presión sugiere el fabricante poner en cada neumático.

Normalmente, encontrará dos valores diferentes:

  • Un valor psi sugerido para los dos neumáticos delanteros
  • Un valor psi sugerido para los dos neumáticos traseros

Si no puede encontrar esta calcomanía, busque en Google el valor psi para su marca, modelo y año específicos. Debería estar alrededor de 30 psi.

Paso 5: Bloquee la bomba de bicicleta

Ahora, inserte la válvula negra de la bomba de la bicicleta en el vástago de la válvula de su neumático. La válvula de la bomba de bicicleta tiene un pequeño brazo en la parte trasera.

Este brazo debe estar recto hacia abajo cuando coloca la válvula sobre el vástago de la llanta.

Para bloquear la bomba de la bicicleta, este brazo debe levantarse 90 grados. Cuando está bloqueado, el brazo estará perpendicular al tubo que alimenta la válvula negra.

Ahora la bomba de tu bicicleta está oficialmente bloqueada.

Paso 6: Empiece a bombear

Aquí es donde comienza la diversión: es hora de comenzar a bombear la bomba de su bicicleta.

La bomba de su bicicleta probablemente tenga algún tipo de plataforma en su base. Me gusta poner los pies en esta plataforma para asegurar la bomba en su lugar.

Utilizará las dos manos para levantar la manija de la bomba y luego empújela hacia abajo. El movimiento se parece a cómo la gente haría estallar dinamita en programas de televisión en el pasado.

Cada vez que empuja las manijas de la bomba completamente hacia abajo, está presurizando el aire interior del neumático.

Paso 7: Verifique la presión de los neumáticos

Después de bombear por un tiempo, deberá verificar la presión de los neumáticos. Haga esto desbloqueando la válvula de la bomba de la bicicleta girando ese brazo hacia abajo y quitando la válvula del vástago de la válvula de la llanta.

Coloque el medidor de presión de los neumáticos en el vástago de la válvula del neumático y obtenga una lectura. Reinicie el medidor y tome dos lecturas más para asegurarse de que la lectura sea correcta.

Paso 8: Repita los pasos hasta que esté dentro de 5 psi

Continúe repitiendo los pasos 6 y 7 hasta que alcance un valor de psi que esté dentro de 5 psi del valor recomendado (según la etiqueta dentro de la puerta del conductor).

¿Por qué 5 psi? Bueno, este valor lo acercará lo suficiente para que pueda conducir a un lugar seguro que tenga una bomba de aire y ahorrarle tiempo. De lo contrario, perderá aún más tiempo bombeando manualmente su neumático.

NOTA: Recuerde verificar si la bomba de su bicicleta está bloqueada o desbloqueada cada vez que la vuelva a colocar en el vástago de la válvula de la llanta. Si bombea cuando la válvula no está bloqueada en su posición, todo el aire se escapará y no entrará en el neumático. Perderás tu tiempo.

Una forma rápida de comprobar si está bloqueada es tirar suavemente de la válvula como si fuera a quitarla. Si no sale de inmediato, entonces está encerrado.

Paso 9: Libere la presión si infló demasiado la llanta

Tal vez eres un pumper de bicicletas demasiado ambicioso y pones demasiado aire en tus neumáticos. Podrías pensar, “oh, eso es genial. Ahora no tendré que preocuparme de que se depriman durante mucho tiempo «.

La triste verdad es que un neumático sobreinflado es tan peligroso como uno mal inflado. La banda de rodadura no se adhiere correctamente a la carretera debajo de ella.

Aquí es donde ese destornillador o guijarro es útil. Vas a liberar un poco de presión de tus neumáticos.

Asegúrese de quitar la cubierta del vástago de la válvula de su neumático y retire también la bomba de la bicicleta. Use su guijarro o destornillador para empujar suavemente contra el vástago de la válvula de su llanta.

Si lo hace, se producirá un silbido que podrá oír. Este es el aire que se escapa de la llanta a través de esa pequeña válvula.

Asegúrese de hacer esto solo durante unos segundos, como máximo. Retire su guijarro o herramienta y agarre el manómetro de presión de los neumáticos y revíselo. Si aún está alto, repita este proceso nuevamente durante unos segundos y verifique una vez más.

Tenga cuidado de no exagerar en la dirección opuesta y purgar demasiado aire. Es un delicado equilibrio.

La buena noticia es que la bomba de su bicicleta está a su alcance si libera demasiado aire en este paso.

Conclusión

Me complace darles una buena noticia y hacerles saber que las bombas de bicicleta se pueden usar para inflar un neumático de automóvil. Si desea ver respuestas a más de sus preguntas sobre el automóvil, deje un comentario a continuación o lea el resto de mi blog. También publiqué una lista de otros productos para automóviles que pueden salvarle el cuello en el futuro.

No se pudo guardar su suscripción. Inténtalo de nuevo. ¡Entendido! Revise su bandeja de entrada para obtener un correo electrónico de confirmación.