Síntomas comunes de una válvula EGR defectuosa que quizás no conozca

La función de la válvula de recirculación de gases de escape (EGR) es recircular las emisiones del motor. Ayuda a que esos gases regresen a la cámara de combustión en lugar de dirigirlos al sistema de emisión de gases de escape. El sistema EGR es crucial para reducir las emisiones de carbono. Como conductor preocupado, debe conocer los síntomas de una válvula EGR defectuosa para evitar contribuir a la contaminación del medio ambiente.

¿Cuáles son las funciones del sistema EGR?

El sistema EGR, que se encuentra en la mayoría de los motores de gasolina y diesel, mantiene bajo control la emisión de gases de escape del automóvil. Incluirlo en el marco del vehículo es una regulación gubernamental estándar que los fabricantes deben cumplir.

El sistema EGR reduce las temperaturas de combustión en el cilindro, lo que se traduce en menores emisiones y menos óxidos de nitrógeno (un contaminante). El mecanismo de trabajo consiste en crear una mezcla diluida de aire y combustible al permitir que una cantidad medida de gases de escape entre en el motor. Tal mezcla reduce la temperatura de combustión hasta 300°F al quemarse más lentamente.

La válvula EGR es el componente principal del sistema EGR. Regula la cantidad de gases de escape que pasan al colector de admisión del motor. Esté atento a los síntomas de la válvula EGR porque indica que su automóvil está emitiendo más contaminantes que el límite aprobado.

Síntomas de una válvula EGR defectuosa

¿Qué problemas causa una válvula EGR defectuosa? La recirculación está diseñada para que se produzca cuando el motor está a la temperatura óptima para funcionar correctamente. El motor tiene un rendimiento inferior o muestra problemas cuando la EGR se produce en el momento equivocado o no se produce en absoluto.

El motor funcionará mal.

VER MÁS:

  • ¡Nunca conduzca con la luz de emisión encendida!
  • El refrigerante va al aceite del motor: tome estas medidas rápidas

¿Cuáles son los síntomas de una válvula EGR defectuosa? Bueno, los problemas de EGR dependen de si la válvula está cerrada o abierta. Estos son los síntomas de una válvula EGR defectuosa que debe tener en cuenta.

Rendimiento inferior del motor

Como la válvula EGR controla el volumen de gases de escape que ingresan al motor, es obvio que cualquier problema afectará el rendimiento del motor.

Es posible que sienta una reducción de la potencia del motor al pisar el acelerador o experimente dificultades para acelerar. Los efectos a largo plazo de estos problemas son una mala economía de combustible y el vehículo consume más combustible del necesario.

Ocurre debido a la proporción incorrecta de aire y combustible. Como resultado, el motor requiere más combustible para producir cualquier potencia.

La luz de advertencia del motor se enciende

¡Parece tan obvio! La luz parpadea si hay un problema con el motor, por lo que se encenderá cuando falle la válvula EGR.

La unidad de control del motor (ECU) supervisa las actividades de todos los componentes del motor. Activa la luz al detectar que la válvula no cumple con su función normal.

El motor funciona al ralentí irregular

Una válvula EGR que funciona mal no puede controlar el volumen de gases de escape que ingresan a la cámara. Como permanece en una posición cerrada o abierta, el gas de escape en la cámara es demasiado bajo o demasiado, lo que lleva al ralentí del motor.

olor a combustible

El olor a combustible dentro de la cabina del automóvil es uno de los síntomas más obvios de la mala válvula EGR. El olor es tan fuerte que puede ser perjudicial para la salud. El olor a gasolina es el resultado de que el motor engulle más aceite del necesario, lo que hace que el tubo de escape descargue más hidrocarburos.

Prueba de emisión fallida

Una válvula EGR en funcionamiento reduce las emisiones de un vehículo. Cuando falla, el tubo de escape descargará más contaminantes que el nivel aprobado. La mayoría de los países requieren una prueba de emisiones del vehículo cada seis meses. Verifique el sistema EGR si su automóvil no pasa la prueba.

Señales de advertencia según la posición de la válvula EGR

Ya sabe que todos los problemas ocurren debido a dos razones: la válvula EGR se quedó abierta o se quedó cerrada. Entonces, es posible dividir los síntomas de una válvula EGR defectuosa en dos categorías:

Válvula EGR atascada abierta

Una válvula EGR abierta permite que los gases de escape ingresen al motor pero en el momento equivocado. Las señales de advertencia comunes a tener en cuenta son:

  • Ralentí irregular
  • El motor no arranca
  • Calado y vacilación del motor.
  • Se enciende la luz de check engine

El aumento de las emisiones es una señal de advertencia.

Válvula EGR Atascada Cerrada

Una válvula cerrada no permite que los gases de escape entren en el motor. Como resultado, la temperatura en la cámara de combustión sube y crea varios problemas. Los síntomas comunes son:

  • Emisiones de escape subiendo
  • Aumentando a velocidades de crucero
  • Golpe de chispa
  • Una luz de control del motor encendida

Cómo solucionar los problemas de la válvula EGR

Incluso si su automóvil muestra síntomas de una válvula EGR defectuosa, no significa que tenga que reemplazarla. Deberías probarlo antes de tirarlo al depósito de chatarra.

Puede examinar una válvula EGR operada por vacío con una bomba de vacío portátil, mientras que se requiere una herramienta de escaneo de diagnóstico para probar una válvula EGR electrónica. Es mejor llevar el automóvil a un taller de servicio cuando se presenten los síntomas.