Cómo recargar el aire acondicionado del automóvil con un kit de recarga: la forma más fácil

Recargar el aire acondicionado del automóvil podría ser una solución cuando su automóvil no emite aire frío. El proceso implica agregar más refrigerante al sistema de aire acondicionado para que vuelva al funcionamiento normal. Si sabes cómo recargar el aire acondicionado del coche, puedes ahorrar más de cien euros en el servicio mecánico.

Sin embargo, la recarga del aire acondicionado del coche es una solución temporal a un problema mayor. Se supone que el refrigerante no se vaporiza porque el sistema es hermético. Después de recargar, necesitarás inspeccionar el sistema nuevamente más tarde y reparar la fuga.

Cómo recargar el aire acondicionado del coche: el curso de acción

Antes de seguir con el proceso de cómo recargar tu aire acondicionado, tienes que saber qué tipo de refrigerante utiliza el coche. Todos los vehículos fabricados después de 1994 utilizan refrigerante R134. Los más antiguos utilizan refrigerante R12, que actualmente ya no existe.

El siguiente paso es adquirir un kit de recarga. Una unidad todo en uno será perfecta para el trabajo y además es asequible. Dispone de bidón R134 y manómetro incorporado. El mecanismo del kit es sencillo y cualquiera puede entenderlo sin tener ningún conocimiento técnico.

Cómo recargar el aire acondicionado del coche – Los instrumentos

  • un kit de recarga
  • Un termómetro meteorológico
  • Gafas y guantes de seguridad.

Recuerde usar gafas y guantes cada vez que trabaje para arreglar algo en el automóvil. El refrigerante sobre la piel desnuda puede resultar muy doloroso.

Usar un kit de recarga es la forma más sencilla. (Fuente de la foto: dronefest)

VER MÁS :

  • ¿Qué sucede cuando pones agua en el tanque de refrigerante?
  • Cómo descargar el aire acondicionado del automóvil: un método de bricolaje

Cómo recargar el aire acondicionado del coche: el procedimiento

Antes de iniciar el proceso de cómo recargar el aire acondicionado en el coche, es necesario montar el kit de recarga. Tiene un manómetro, una manguera de goma y una lata de refrigerante. La manguera viene unida al manómetro. Gire el medidor en sentido antihorario hasta que se detenga para retraer el pasador perforador (que perforará la lata de refrigerante cuando sea necesario).

Conecte la manguera al manómetro y apriete el tornillo. Verifique la temperatura del día con un termómetro meteorológico y gire el dial de calibración del medidor a esa temperatura. Cuando todo esté configurado, inicie el procedimiento de recarga.

1. Encuentre el puerto de baja presión y límpielo.

Hay dos puertos en el sistema de aire acondicionado del automóvil: puertos de alta presión y puertos de baja presión. La recargarás a través del de baja presión por lo que tu primera tarea será ubicarlo debajo del capó. La tapa sobre el puerto de presión tendrá la letra ‘L’. Pero, si está confundido, consulte el manual del propietario.

De hecho, es imposible conectar la manguera al puerto equivocado porque las aberturas de los puertos son de diferentes tamaños.
Limpie la apertura del puerto antes y después de quitar la tapa. Mucha gente ignora la parte de limpieza. Sin embargo, el compresor puede fallar permanentemente, incluso si entra en él un pequeño trozo de suciedad.

2. Conecte la manguera al puerto.

Tienes que conectar el otro extremo de la manguera a la abertura del puerto de baja presión. Se vincula al puerto con un mecanismo de cierre simple. Antes de hacerlo, no olvides girar el manómetro en el sentido de las agujas del reloj hasta el tope. Sellará el medidor, haciendo que sea seguro conectarlo al puerto de CA.

3. Verifique la presión.

Apaga el motor del coche y enciende el aire acondicionado al máximo. Verifique el manómetro para ver cuánta presión se muestra allí. Espere unos minutos hasta que la presión aumente y se iguale. De lo contrario, no obtendrá la lectura correcta.

4. Conecte la lata de refrigerante.

Después de tomar la lectura de presión, retire la manguera del puerto de baja presión. Gire el medidor en sentido contrario a las agujas del reloj para retraer el pasador y que no perfore la lata al momento de colocarlo. Asegure el manómetro en la lata de refrigerante. Después de eso, gire el medidor en el sentido de las agujas del reloj para que el pasador sobresalga y perfore la lata. Si se hace correctamente, escuchará el silbido de la presión liberada de la lata.

Utilice siempre guantes de seguridad. (Fuente de la foto: acecarcarecenter)

>> Encuentra aquí un coche usado barato y en buenas condiciones <<

5. Recargue el sistema de CA.

Es la última etapa de este método de cómo recargar el aire acondicionado del coche. Debe volver a conectar la manguera de goma al puerto de baja presión antes de arrancar el motor y llevar el aire acondicionado al máximo. Espere un minuto a que aumente la presión antes de girar el manómetro en sentido antihorario para liberar el refrigerante en el sistema de aire acondicionado del automóvil.

Esté atento a la pantalla del manómetro, ya que mostrará cuando el sistema esté lleno. Unos kilos más o menos no importa así que no te preocupes mucho. Cuando el sistema esté lleno, cierre el puerto de baja presión volviendo a colocar la tapa. Cierra el capó y estarás listo para comenzar con un sistema de aire acondicionado recargado. Simplemente compre una lata de refrigerante y podrá usar el mismo kit la próxima vez.

Si tu vehículo fue fabricado antes de 1994, puedes recargarlo utilizando este método. Debe llevarlo a un taller de servicio automotriz para que reemplacen o conviertan el sistema de aire acondicionado para usar el refrigerante R134.