Volante no recto (causas y cómo solucionarlo)

Su volante es una de las partes más críticas de su automóvil. Es lo que usa para controlar la dirección de su vehículo, por lo que debe estar funcionando correctamente constantemente para evitar accidentes u otros problemas. Puede ser un gran problema si su volante no está derecho.

Este artículo analizará las principales causas de que un volante no esté recto y algunas soluciones para solucionar el problema.

¿Qué significa cuando su volante no está recto?

Un volante que no está derecho suele ser una señal de un problema mayor con su automóvil, como componentes desgastados o mala alineación.

También puede ser causado por golpear un bordillo o un bache. Si no se repara, puede provocar accidentes u otros problemas.

¿Qué causa que el volante no esté recto?

Si bien hay varias razones por las que su volante podría no estar derecho, hay cinco que tienden a ser las más comunes.

Piezas desgastadas

Con el tiempo, las piezas que componen el sistema de dirección de su automóvil pueden desgastarse. Estas partes incluyen el volante, la columna, la cremallera y el piñón.

Cuando estas piezas se desgastan, pueden hacer que el volante se desalinee porque ya no funcionan juntas correctamente.

mala alineación

Otra causa común de un volante que no está derecho es la mala alineación, lo que significa que las ruedas de su automóvil no apuntan en la misma dirección. Esta desalineación puede ser causada por golpear un bordillo o un bache o simplemente por conducir en caminos irregulares.

Cuando la alineación de su automóvil está mal, su vehículo puede ser difícil de controlar, lo que aumenta el desgaste de sus neumáticos.

Modificaciones de altura

Supongamos que ha realizado modificaciones en la altura de su automóvil, como bajarlo o subirlo. En ese caso, esto también puede provocar que el volante se desalinee porque los cambios de altura pueden afectar el funcionamiento de la suspensión de tu automóvil y la alineación de las ruedas con el suelo.

Resortes de suspensión defectuosos

Otra causa común de un volante que no está recto son los resortes de suspensión defectuosos. Estos resortes son los que sostienen la suspensión de su automóvil y, si están desgastados o rotos, pueden hacer que la suspensión de su automóvil se hunda.

Esta suspensión floja puede hacer que las ruedas de su automóvil apunten en diferentes direcciones y que su volante se desalinee.

Golpear un bordillo o un bache

Finalmente, golpear un bordillo o un bache puede hacer que el volante se desalinee porque el impacto puede sacudir los componentes del sistema de suspensión y dirección de su automóvil y provocar que se desalineen, lo que da como resultado un volante que no está recto.

¿Qué haces si tu volante no está recto?

Si el volante de tu coche no está recto, es fundamental que lo arregles lo antes posible. Aquí hay cinco consejos sobre lo que puede hacer para arreglar un volante que no está derecho.

Revisa tus llantas

Una de las primeras cosas que debe hacer si su volante no está derecho es revisar sus llantas. El desgaste desigual de las llantas puede ser una señal de mala alineación, y si observa que sus llantas se desgastan de manera desigual, es una buena idea llevar su automóvil a un mecánico para que lo revise.

Inspeccione su suspensión

Otra cosa que debe hacer si su volante no está derecho es inspeccionar su suspensión, lo que incluye revisar los resortes, amortiguadores y puntales. Si alguno de estos componentes está desgastado o roto, puede provocar que el volante se desalinee.

Haga que revisen su alineación

Si sospecha que la alineación de su automóvil está mal, lo mejor que puede hacer es llevarlo a un mecánico para que lo revise. Podrán ajustar la alineación de su automóvil para que el volante vuelva a estar recto.

Dependiendo de la gravedad del problema, es posible que también deba reparar o reemplazar la suspensión de su automóvil.

Reemplace las piezas desgastadas

Finalmente, si tiene piezas desgastadas en el sistema de dirección de su automóvil, es crucial reemplazarlas. Estas partes incluyen el volante, la columna y la cremallera y el piñón.

Reemplazar estas piezas puede ser costoso, pero es esencial si desea que el sistema de dirección de su automóvil siga funcionando correctamente.

Costo de alineación del volante

El costo de una alineación del volante varía según la gravedad del problema y el tipo de automóvil que tenga. Por ejemplo, una alineación simple en un automóvil pequeño puede costar alrededor de €50, mientras que una alineación más compleja en un automóvil más grande puede costar más de €200.

preguntas frecuentes

Aquí hay respuestas a algunas preguntas comunes para comprender mejor la alineación del volante.

¿Una alineación arreglará un volante torcido?

Sí, una alineación puede arreglar un volante torcido porque la alineación ajustará cómo funciona la suspensión de su automóvil y cómo se alinean las ruedas con el suelo.

Sin embargo, como se mencionó anteriormente, los problemas de alineación no son las únicas razones de un volante torcido. En esos casos, es posible que deba hacer algunas reparaciones adicionales.

¿Por qué mi volante no está recto después de una alineación?

Hay algunas razones por las que su volante puede no estar recto después de una alineación:

  • Es posible que la alineación no se haya realizado correctamente.
  • Es posible que la alineación no haya podido solucionar el problema si algo anda mal con el sistema de dirección de su automóvil.
  • El problema puede estar en la suspensión de su automóvil y no en la alineación.
  • ¿Por qué mi volante no está derecho después del seguimiento?

    El seguimiento es un proceso que ajusta la posición de las ruedas de su automóvil para que apunten en la misma dirección. Esto se puede hacer si las ruedas de su automóvil no apuntan en la misma dirección o si no están paralelas entre sí.

    Sin embargo, a veces el seguimiento no puede solucionar el problema y es posible que el volante aún no esté derecho. Esto podría deberse a que hay algún otro problema con el sistema de dirección de su automóvil o un problema con la suspensión de su automóvil.