Sistema de disuasión de robo de servicio: significado y cómo solucionarlo

Actualizado el 11 de junio de 2024

¡Oh, el maravilloso mundo de la tecnología automotriz! Está lleno de innovación y avances que hacen que nuestros vehículos sean más seguros, más eficientes y, en general, un placer de conducir. Sin embargo, este país de las maravillas tecnológicas no está exento de peculiaridades y contratiempos.

El sistema de disuasión de robo de servicio evita el uso no autorizado, como no tener la llave o el llavero. Sin embargo, cuando funciona mal, incluso usted no podrá encender el automóvil a pesar de tener la llave. La reparación de este sistema generalmente implica verificar la batería, inspeccionar la llave o el control remoto, verificar el encendido o buscar ayuda profesional si es necesario.

¿Qué es un sistema de disuasión de robo de servicios y cómo funciona?

Un sistema de disuasión de robo de servicio es como un guardia de seguridad invisible para su automóvil. Esta característica inteligente, que es estándar en la mayoría de los automóviles modernos, utiliza una combinación de componentes de alta tecnología para garantizar que solo el propietario legítimo del automóvil pueda arrancar y conducir el vehículo.

El jugador clave en este sistema es un chip especial incrustado en la llave o llavero de su automóvil. Este chip contiene un código único que el sistema reconoce. Cuando inserta la llave en el encendido o acerca el control remoto al vehículo, el sistema entra en acción. Escanea el chip y comprueba el código.

Si el código en el chip coincide con el código almacenado en la memoria del vehículo, el sistema da el visto bueno. A continuación, puede arrancar el coche y seguir su camino. Es un proceso continuo diseñado para que su experiencia de manejo sea lo más fluida y fácil posible.

Sin embargo, si el sistema no puede confirmar el código por algún motivo, permanece en alerta máxima. Eso significa que el automóvil no arranca, manteniendo el vehículo seguro. Las razones pueden ser varias: tal vez el chip de la llave o el control remoto estén dañados, o tal vez alguien esté tratando de encender el automóvil con una llave falsificada. De cualquier manera, el sistema se mantiene firme para proteger su vehículo.

¿Qué causa el problema del sistema de disuasión de robo de servicio?

Las tres causas principales de este problema son problemas con el llavero, problemas con la batería o un sistema o sensor que no funciona correctamente.

Problemas con la llave o el llavero

El código único incrustado en el chip de su llave o llavero es lo que utiliza el sistema antirrobo del servicio para verificar el acceso autorizado. Este código es esencialmente el apretón de manos entre su llave y su vehículo, otorgando permiso para arrancar y operar. Si el chip se daña por impacto, exposición a condiciones extremas o incluso por desgaste con el tiempo, este apretón de manos no puede ocurrir, lo que hace que el sistema permanezca activado.

Además, los llaveros, que usan comunicación inalámbrica de corto alcance, requieren una batería que funcione para transmitir sus códigos únicos. Si la batería de su llavero está agotada o se está agotando, es posible que la intensidad de la señal sea insuficiente para que el sistema la reconozca. Esto también puede provocar que el sistema no se desconecte.

Problemas de batería

El sistema de disuasión de robo de servicio, al igual que otros componentes de su automóvil, depende de la energía de la batería de su vehículo. Si su batería se está agotando, está agotada o no puede entregar la energía necesaria debido a conexiones defectuosas, puede impedir el funcionamiento normal del sistema antirrobo.

Esta es una de las razones por las que un automóvil puede negarse a arrancar incluso cuando está usando una llave o un control remoto que siempre ha funcionado antes. El sistema simplemente no tiene la energía que necesita para verificar el código de acceso y desconectarse como debería.

Fallas del sistema o del sensor

Los vehículos modernos son máquinas complejas con intrincados sistemas informáticos que controlan y coordinan diversas funcionalidades. Ocasionalmente, estos sistemas informáticos pueden experimentar fallas o errores que pueden causar que su sistema de disuasión de robo de servicios no funcione correctamente. Estas fallas pueden ser esporádicas y difíciles de predecir, pero pueden hacer que su vehículo identifique falsamente una llave o llavero autorizado como una amenaza.

Además, los sensores que utiliza el sistema para detectar la presencia de la llave o el control remoto también pueden funcionar mal. La suciedad, los daños, el desgaste o incluso los problemas de software pueden impedir que estos sensores funcionen correctamente. Cuando esto sucede, es posible que el sistema no reconozca una llave o control remoto autorizado, dejando nuevamente el sistema activado y el vehículo inmovilizado.

¿Como arreglar?

Método 1: Verifique su llave o llavero

  • Comience por inspeccionar visualmente su llave o llavero para detectar cualquier daño físico aparente. Si está agrietado, astillado o visiblemente dañado, esta podría ser la raíz de su problema.
  • Si identifica daños físicos, deberá obtener un reemplazo de un concesionario. Tendrán el equipo y los conocimientos adecuados para proporcionarle una nueva llave o control remoto programado para que coincida con el sistema de su vehículo. Asegúrese de traer su identificación y comprobante de propiedad del vehículo para verificar que es el propietario legítimo.
  • Si su llave o control remoto se ve bien, intente verificar la batería en el control remoto. Para hacer esto, use un destornillador pequeño para abrir la tapa trasera del llavero, saque la batería vieja y coloque una nueva. Asegúrese de colocar correctamente la batería nueva alineándola con la polaridad indicada.
  • Si los problemas persisten a pesar de reemplazar la batería, puede haber un problema con el chip interno o la programación de su llavero. En tales casos, lleve su llavero a su concesionario, donde le darán una llave nueva… por una buena cantidad de cambio, por supuesto.
  • Método 2: verifique la batería de su vehículo

  • Si cree que la batería es el problema, primero deberá evaluar el estado de la batería de su vehículo. Si su motor tiene dificultad para girar, o sus luces interiores parpadean o parecen tenues, su batería puede estar baja o agotada.
  • Si parece probable que se agote la batería, deberá arrancar su vehículo con seguridad. Use cables de puente y un segundo automóvil con una batería que funcione. Conecte correctamente los cables entre las dos baterías (positivo a positivo, negativo a una superficie de metal sin pintar en su automóvil), arranque primero el motor del automóvil bueno, déjelo funcionar durante unos minutos y luego intente encender su automóvil. .
  • Una vez que su automóvil esté funcionando, déjelo funcionando durante un tiempo para recargar la batería. Si el problema es la batería, una buena recarga debería ayudar a corregir el problema del sistema de disuasión de robo de servicio.
  • Si los problemas persisten incluso después de recargar la batería, inspeccione los terminales de la batería. La corrosión, los desechos o las conexiones sueltas pueden afectar la entrega de energía. Limpie cualquier corrosión y asegure las conexiones.
  • Si todo lo demás falla, podría ser el momento de reemplazar la batería por completo. Una batería constantemente débil o agotada podría indicar un problema más profundo con la batería misma.
  • Método 3: ciclo de potencia de encendido

    A veces, el sistema antirrobo de su vehículo puede necesitar un reinicio rápido para comprender que usted no es el malo. Así es como se hace:

  • Busque la luz indicadora antirrobo en su tablero. Por lo general, parece un automóvil pequeño con un candado: una señal universal de que el sistema de defensa de su vehículo está en alerta máxima. Cuando esta luz parpadea o se ilumina en azul, le indica que su sistema antirrobo está actualmente activado.
  • Deslice la llave en el encendido y gírela hasta que los accesorios del automóvil (piense en la radio, las luces, etc.) se enciendan, pero no lo suficiente como para arrancar el motor.
  • Eche otro vistazo a la luz antirrobo. Si deja de parpadear, gire la llave nuevamente a la posición «apagado». Ahora, dale a tu auto un pequeño tiempo de espera por un par de minutos. Esto permite que su sistema se reinicie solo.
  • Después de la pausa, intente encender su automóvil nuevamente.
  • ¿No funcionó la primera vez? Enjuague y repita el proceso. ¡A veces, la segunda vez es la vencida!
  • Si aún se niega a cooperar, puede ser un problema de batería o puede que necesite ayuda profesional.
  • Método 4: use su clave física

  • Localiza tu llave física. Incluso si tiene un automóvil sin llave, es probable que su llavero oculte una llave física. Encuentra el botón en tu llavero para sacar esta llave. En algunos, es posible que tenga que abrir el llavero para descubrir la llave… pero antes de hacerlo, asegúrese de que su llavero realmente tenga una llave física adentro.
  • Inserte la llave en la cerradura de la puerta del lado del conductor. Gira la llave como para abrir la puerta, pero no la sueltes. Manténgalo girado durante unos 30 segundos. Esto envía un mensaje al sistema de su automóvil de que efectivamente tiene la llave correcta, lo que lo ayuda a esquivar la alarma.
  • Algunos autos pueden reconocer la llave simplemente girándola de un lado a otro en la cerradura de la puerta. Pruebe ambos métodos: sostener la llave, girar la cerradura y girarla en ambos sentidos.
  • Ahora, intente arrancar el motor. Pero recuerde mantener la cerradura de la puerta en la posición de desbloqueo mientras hace esto. Esta simple acción podría convencer al sistema antirrobo de su automóvil de que, después de todo, usted no es un intruso.
  • Método 5: busque asistencia profesional

    Si probó todos los pasos anteriores y el problema persiste, es hora de visitar a un profesional. Un mecánico calificado o un técnico del concesionario puede diagnosticar y reparar problemas más complejos con el sistema antirrobo de su vehículo.

    Es importante priorizar la seguridad de su vehículo asegurándose de que el sistema antirrobo del servicio funcione correctamente. Si hay un mal funcionamiento, es importante abordarlo de inmediato para proteger su automóvil y mantenerlo funcionando sin problemas.

    ¿Se puede eludir el sistema de disuasión de robo?

    En teoría, sí, es posible sortear estos sistemas, pero definitivamente no es un paseo por el parque. Será mejor que estés leyendo esto con la esperanza de subirte a tu propio coche y no al de otra persona… Además, es un proceso complejo que necesita conocimientos especializados y herramientas específicas, que no son fáciles de conseguir.

    Sin embargo, hay momentos en los que puede ser necesario desviar el sistema temporalmente, especialmente durante ciertas reparaciones o servicios. En estos casos, los mecánicos profesionales utilizan herramientas y software de diagnóstico especiales, generalmente proporcionados por el fabricante del automóvil. Esto les permite sortear el sistema sin causar ningún daño al automóvil o su sistema de seguridad.

    Por supuesto, no todos los que intentan eludir y desactivar estos sistemas son mecánicos con buenas intenciones. Los ladrones de autos profesionales a veces tienen acceso a herramientas de alta tecnología que pueden engañar al sistema. Sin embargo, a medida que nuestros autos se vuelven más inteligentes, a los ladrones les resulta cada vez más difícil descifrar estos sistemas.

    Si alguien intenta eludir ilegalmente el sistema de disuasión de robo de un automóvil, podría enfrentarse a graves consecuencias, desde grandes multas hasta penas de prisión. Además, tratar de eludir el sistema sin las herramientas o los conocimientos adecuados puede causar daños importantes al sistema eléctrico del automóvil e incluso podría hacer que el automóvil deje de funcionar por completo. No explicaremos cómo hacerlo por razones obvias.

    Conclusión

    El sistema antirrobo emplea una combinación de sensores, códigos únicos e incluso datos biométricos para garantizar la protección de nuestros preciados vehículos. Sin embargo, como cualquier componente complejo de nuestros automóviles modernos, este sistema no es inmune a los fallos.

    Varios factores pueden desencadenar problemas, como un chip dañado en la llave o el control remoto, una batería desvanecida en el control remoto o el vehículo, o incluso fallas en los sensores o el software del sistema. Para abordar estos problemas de frente, hemos esbozado varias soluciones posibles, que incluyen revisar la llave o el control remoto, examinar la batería del vehículo y restablecer el encendido. Si estos métodos de bricolaje se quedan cortos, siempre es aconsejable buscar la ayuda de un profesional.

    Aquí hay algunos artículos que te pueden gustar:

    Sistema de retención de seguridad de servicio: significado, causas y soluciones

    Sistema de disuasión de robo de servicio en un Chevy Cruze: qué significa y cómo restablecer

    Luces azules parpadeantes en el espejo retrovisor: ¿qué es?

    ¿El Jeep Wrangler tiene Bluetooth? (Configuración de Bluetooth con teléfono)