¿Qué causa la acumulación de carbono en las bujías?

Las bujías son vitales para garantizar el correcto funcionamiento del motor en un automóvil. Sin embargo, después de un tiempo, puede notar que la bujía de su vehículo está negra y no funciona. Este problema se llama acumulación de carbono.

Entonces, ¿qué causa la acumulación de carbono? Surge cuando la proporción de combustible de su vehículo es alta, lo que provoca una mezcla desigual de aire y combustible. Esta mezcla desigual provoca la acumulación de carbón al encender las bujías.

Siga leyendo para conocer otras causas y las soluciones necesarias.

Diagnóstico de bujías

Las bujías son dispositivos eléctricos que proporcionan la chispa necesaria para producir la potencia del motor al encender la mezcla de aire y combustible.

Si no puede saber si sus bujías están buenas o dañadas, verifique lo siguiente cuando realice un diagnóstico de bujías:

  • Bujías aceitosas: Estas bujías tienen depósitos aceitosos negros en los electrodos y en la punta del aislador.
  • Bujías rotas: Estas bujías tienen electrodos rotos.
  • Bujías normales: Las bujías estándar están limpias y tienen una distancia de electrodo preestablecida.
  • Bujías con suciedad de carbón: estas bujías tienen electrodos oscuros que provienen del hollín negro.
  • Bujías sobrecalentadas: estas bujías tienen electrodos derretidos debido al sobrecalentamiento.
  • Bujías contaminadas con combustible: tales bujías tendrán gasolina húmeda debido a la inundación del motor.

Consulte a un mecánico si no puede diagnosticar con precisión sus bujías.

¿Es normal que una bujía sea negra?

No, no es normal que una bujía sea negra. Si su bujía es negra, significa que el carbón se ha acumulado por un tiempo. Una bujía normal está limpia y los electrodos son marrones.

Síntomas de bujías sucias

Hay varios signos de bujías sucias. Vamos a discutirlos en detalle.

Mayor consumo de combustible

El aumento del consumo de combustible es uno de los indicadores de una bujía sucia. Una bujía que funciona de manera óptima quema el combustible por completo, lo que reduce el consumo de combustible de su automóvil.

Sin embargo, cuando la bujía no funciona correctamente, los electrodos están cerca o lejos el uno del otro. Esta distancia dificulta que las bujías generen una chispa suficiente para quemar el combustible, lo que aumenta el consumo de combustible.

Los mecánicos a menudo ajustan el espacio entre los electrodos para evitar instalar bujías nuevas.

Aceleración lenta

Experimentará problemas de aceleración si el sistema de encendido de su automóvil tiene un problema.

Los automóviles modernos tienen muchos sensores que le indican al sistema de encendido que encienda la bujía. Entonces, según el tipo de automóvil, el problema de aceleración lenta puede deberse a señales defectuosas. Si este no es el caso, es posible que tenga una bujía sucia.

Las bujías contienen varios materiales que ayudan a encender la mezcla de aire y combustible. Si estos materiales están sucios, las bujías no liberarán suficientes chispas al motor, lo que provoca una aceleración lenta.

Lleve su vehículo a un taller mecánico si su automóvil acelera lentamente, ya que hay otros factores, como filtros de combustible defectuosos, que pueden causar el mismo problema.

Dificultades para arrancar el motor

Si tiene problemas para arrancar el motor, es posible que tenga un problema con la bujía.

Las bujías son parte del sistema de encendido y juegan un papel integral en el arranque del motor. La bujía genera electricidad, que enciende el combustible y crea una explosión que le da al motor la potencia para mover el automóvil hacia adelante.

Sin embargo, si la bujía está desgastada, no liberará suficiente electricidad para encender el combustible. Por lo tanto, es posible que se necesiten varios intentos para arrancar el motor o que no lo consiga.

Motor que falla

Los fallos de encendido del motor surgen cuando los cilindros del motor no producen suficiente potencia debido a una combustión incompleta. Cuando ocurre este problema, su motor pierde potencia, lo que resulta en una vibración notable.

Debe estar alerta a estos cambios, especialmente si su automóvil no envía una advertencia de «revisar el motor».

Estos fallos de encendido surgen si la bujía sucia no enciende la mezcla de aire y combustible, lo que desequilibra el motor y provoca vibraciones.

En última instancia, lleve su vehículo a un mecánico si le preocupa que el motor esté fallando.

¿Qué causa la acumulación de carbono en una bujía?

Hay muchas causas de acumulación de carbón en una bujía. Aquí hay algunos:

Un inyector de combustible dañado

Un inyector de combustible suministra combustible al cilindro del motor controlando la sincronización de la inyección y otros parámetros relacionados. Si este dispositivo está dañado, afecta la cantidad de combustible inyectado en los cilindros del motor.

Entonces, si su inyector está defectuoso, puede inyectar más combustible del requerido en el motor, lo que lleva a una combustión ineficiente. Después de un tiempo, esto lleva a la acumulación de carbón en la bujía.

Un filtro de aire sucio

Cada automóvil tiene un filtro de aire que filtra el aire antes de que llegue al motor, protegiéndolo así de los contaminantes. Sin embargo, este filtro acumula suciedad después de un tiempo, lo que dificulta filtrar el aire de manera efectiva.

Limita la entrada de aire al motor, lo que disminuye la cantidad de oxígeno que debe mezclarse con el combustible para una combustión completa. Dado que no hay suficiente oxígeno para ayudar a quemar el combustible por completo, se produce un depósito de carbón en la bujía.

Uso de la bujía incorrecta

Además de varios factores externos, el uso de la bujía incorrecta puede provocar la acumulación de carbón. Estas bujías producen menos ignición para quemar el combustible, lo que hace que el combustible no quemado se precipite en los electrodos.

Cada automóvil tiene un estándar de encendido diferente, lo que significa que la salida de encendido será diferente. El carbón se acumulará en las bujías, obligándote a reemplazarlas.

La única solución es instalar una bujía adecuada que cumpla con las especificaciones de su motor. Algunos autos pueden incluso tener los mismos motores pero bujías diferentes, así que apéguese a las bujías recomendadas por el fabricante.

Además, una bujía que no es adecuada para un motor específico puede causar problemas en el motor.

Coche al ralentí

El ralentí del automóvil es un comportamiento común entre los propietarios de automóviles porque muchos creen que es una forma eficiente de calentar el automóvil. Pero esto no es cierto. El ralentí del automóvil no dañará su vehículo, pero causará la acumulación de carbón en las bujías.

La combustión completa del combustible no ocurre si no está conduciendo su automóvil. Significa que las bujías no liberan suficiente chispa para encender el combustible porque su vehículo está al ralentí, lo que provoca una combustión incompleta. El carbón no quemado se depositará en la bujía, provocando la acumulación de carbón.

Sensor de oxígeno defectuoso

Cada automóvil tiene un sensor de oxígeno, que controla la proporción de aire y combustible en el motor. Si un elemento está por encima de la proporción requerida, la Unidad de control del motor (ECU) del vehículo hace los ajustes necesarios.

Entonces, si su automóvil tiene un sensor de oxígeno defectuoso, envía un mensaje incorrecto a la ECU, que aumenta o disminuye la cantidad de combustible necesaria para la combustión. Este cambio conduce a una combustión incompleta y provoca la acumulación de carbón en las bujías.

Un sensor de oxígeno juega un papel crucial en el motor, por lo que debe pedirle a su mecánico que lo revise regularmente.

Cómo reparar la acumulación de carbono en la bujía

Hay muchas maneras de reparar la acumulación de carbón en una bujía. Discutámoslos más a fondo.

Limpie la bujía a fondo

Limpiar la bujía es una forma rentable de reparar la acumulación de carbono. Solo necesitará un paño limpio y un limpiador de secado rápido, como un limpiador de frenos, para el proceso de limpieza.

Estos son los pasos que debe seguir al limpiar las bujías:

  • Limpie la punta de disparo y el enchufe con un paño limpio.
  • Rocíe el limpiador de secado rápido en el extremo de cocción y déjelo durante unos minutos.
  • Frote los depósitos de carbón con un cepillo de alambre.
  • Sople los depósitos de carbón lavados usando un compresor de aire. Frote de nuevo si no ha eliminado todo el carbón.
  • Verifique el espacio de la bujía y cámbielo si es necesario.
  • Una cosa a tener en cuenta es que la bujía se dañará rápidamente si no la limpia a fondo.

    Reemplace las bujías

    Reemplace las bujías si no puede eliminar los depósitos de carbón por completo. Siga estos pasos cuando reemplace las bujías:

    • Retire el cable de la bujía: asegúrese de marcar la posición del cable de la bujía una vez que lo quite para asegurarse de instalarlo en el lugar correcto.
    • Comprueba la distancia de los electrodos de las bujías: Las bujías nuevas tienen una distancia de electrodos preestablecida, pero debes verificarlas para asegurarte de que esté entre 0,6 y 1,8 mm.
    • Instale la nueva bujía: Use sus manos para instalar la nueva bujía y gírela hasta que quede apretada.

    Conduce tu coche a alta velocidad

    Puede eliminar toda la acumulación de carbono si conduce su automóvil a alta velocidad durante unos minutos. Aumentar la velocidad de su automóvil aumenta la temperatura de la bujía, lo que quema la acumulación de carbón.

    Limpiar el filtro de aire

    Limpie el filtro de aire después de reemplazar las bujías. Los filtros de aire sucios suelen estar obstruidos, lo que impide que entre aire en el motor. Este problema limita el aire en su motor, lo que provoca la acumulación de carbono. Por lo tanto, debe reemplazar los filtros de aire y las bujías para solucionar el problema de acumulación de carbono de forma permanente.

    ¿Qué disuelve los depósitos de carbono?

    Necesitará un solvente para disolver los depósitos de carbón. El solvente descompondrá los depósitos de carbón a una temperatura específica a través del proceso de disolución y asegurará que estos depósitos se disuelvan completamente para formar una solución.

    El mejor solvente para eliminar el carbono

    El mejor disolvente para eliminar el carbono es la acetona. La acetona tiene una solubilidad de 15 g/100 ml a 20 grados, lo que la convierte en el mejor disolvente de carbón. Otros disolventes incluyen acetato de etilo, etanol y éter dietílico.