Lista de problemas comunes de Mazda CX 5

Mazda, una marca conocida por producir vehículos elegantes, confiables y basados ​​en el rendimiento, ha atraído seguidores leales a lo largo de los años. Entre sus modelos populares se encuentra el Mazda CX-5, un SUV crossover compacto que ha conquistado a los conductores con su atractiva experiencia de manejo y su elegante diseño.

Sin embargo, como con cualquier vehículo, el Mazda CX-5 ha enfrentado algunos problemas. En este artículo, profundizaremos en los problemas más comunes que enfrentan los propietarios de CX-5.

Los problemas más comunes informados por los propietarios de Mazda CX-5 incluyen problemas de transmisión, fallas en el sistema de información y entretenimiento, ruido excesivo del viento, desgaste prematuro de los frenos y fallas en las luces LED de conducción diurna.

Presentado en 2012, el Mazda CX-5 es un SUV crossover compacto que combina practicidad, estilo y rendimiento. Los japoneses son conocidos por su meticulosa atención a los detalles, la innovación y la destreza en ingeniería, y el CX-5 no es una excepción. Con su manejo preciso, conducción cómoda y eficiencia de combustible, se ha convertido rápidamente en el favorito entre los conductores que buscan un vehículo versátil y con estilo.

Los 5 problemas más comunes del Mazda CX-5

1. Problemas de transmisión

Algunos conductores de Mazda CX-5 informaron haber experimentado problemas de transmisión, como cambios erráticos, vacilación e incluso falla total de la transmisión. Estos problemas pueden atribuirse a módulos de control de transmisión defectuosos o fallas en el software. En algunos casos, una simple reprogramación del módulo de control de la transmisión puede resolver el problema. Sin embargo, en casos más severos, es posible que sea necesario reemplazar el módulo por completo.

El costo de abordar los problemas de transmisión puede variar significativamente. Si bien una actualización de software puede costarle unos pocos cientos de euros, un reemplazo completo de la transmisión puede costar varios miles de euros. Es crucial consultar a un mecánico de confianza para diagnosticar el problema con precisión y determinar el mejor curso de acción.

2. Fallas en el sistema de infoentretenimiento

Los propietarios de Mazda CX-5 han informado ocasionalmente problemas en el sistema de infoentretenimiento, como pantallas congeladas, reinicios inesperados o falta de respuesta a las entradas táctiles. Estos problemas pueden deberse a errores de software o fallas de hardware. En muchos casos, una actualización de software puede solucionar el problema. Sin embargo, los casos más graves pueden requerir el reemplazo de toda la unidad de infoentretenimiento.

El costo de reparar fallas en el sistema de infoentretenimiento puede variar desde ningún costo (si está cubierto por la garantía) hasta más de mil euros por una nueva unidad de infoentretenimiento. Es esencial que un profesional evalúe el problema y recomiende la solución más rentable.

3. Ruido de viento excesivo

Una queja común entre algunos propietarios de CX-5 es el ruido excesivo del viento cuando se conduce a velocidades de autopista. Este problema a menudo surge por un mal sellado alrededor de las puertas o ventanas. Para solucionar el problema, es posible que sea necesario reemplazar o ajustar los sellos de puertas y ventanas.

El costo de reparar el ruido excesivo del viento puede variar, entre €100 y €500, según la extensión del trabajo requerido. Tenga en cuenta que abordar este problema de inmediato puede evitar daños mayores a los sellos y ahorrarle dinero a largo plazo.

4. Desgaste prematuro de los frenos

Algunos propietarios de Mazda CX-5 se han encontrado con un desgaste prematuro de los frenos, lo que ha llevado a reemplazos más frecuentes de las pastillas de freno y del rotor. Este problema puede deberse a hábitos de manejo agresivos o componentes de frenos deficientes. La solución generalmente implica reemplazar las pastillas de freno y los rotores con piezas del mercado de accesorios de mayor calidad.

El costo de abordar el desgaste prematuro de los frenos puede oscilar entre € 300 y € 800, según los componentes utilizados y las tarifas de mano de obra. Invertir en componentes de frenos de alta calidad puede ahorrarle dinero y garantizar un mejor rendimiento de los frenos con el tiempo.

5. Falla de la luz de circulación diurna LED

Ciertos modelos CX-5 equipados con luces LED de conducción diurna (DRL) han experimentado fallas prematuras de estas luces. El problema a menudo está relacionado con módulos de control LED defectuosos o problemas de cableado interno. Reparar este problema puede implicar reemplazar el módulo de control LED o todo el conjunto del faro.

El costo de reparar la falla de la luz diurna LED puede variar, con reemplazos de módulos de control que van desde € 100 a € 300 y reemplazos de conjuntos de faros completos que cuestan entre € 500 y € 1,000. Los precios dependerán de las piezas específicas y las tarifas de mano de obra en su área. Consultar a un mecánico profesional ayudará a determinar la solución más rentable para su situación.

Mejor Mazda CX 5 Años

Cuando se trata de confiabilidad, los modelos Mazda CX-5 más nuevos a partir de 2019 se consideran las mejores opciones. Estos modelos han recibido altas calificaciones de fuentes como Consumer Reports y JD Power por su confiabilidad y calidad general.

Una de las razones de esta confiabilidad mejorada es que Mazda ha abordado algunos de los problemas comunes informados por los propietarios de CX-5 en modelos anteriores. Por ejemplo, los modelos CX-5 más nuevos cuentan con un sistema de información y entretenimiento rediseñado que ha sido más confiable y menos propenso a fallas.

Además, Mazda ha tomado medidas para mejorar la durabilidad de la transmisión del CX-5, que fue fuente de quejas en modelos anteriores. Los CX-5 más nuevos vienen con una transmisión automática de seis velocidades que es más robusta y confiable que las versiones anteriores.

El peor Mazda CX 5 años

Los peores años de Mazda CX-5 son los que han tenido la mayoría de los problemas informados, incluidos los modelos 2013, 2014 y 2016. El CX-5 2013 tuvo problemas con la pérdida de potencia mientras conducía y vacilación del motor, mientras que los modelos 2014 y 2016 experimentaron fallas en la transmisión y fallas en las luces LED diurnas.

Si bien no todos los vehículos de estos años de modelo se ven afectados, es esencial estar al tanto de estos problemas y tomar precauciones al comprar un CX-5 usado. Si está considerando comprar un Mazda CX-5, es crucial investigar a fondo el año del modelo específico y hacer que un mecánico de confianza lo inspeccione para asegurarse de que esté en buenas condiciones.

Mazda CX-5 recuerda

Un aspecto importante de la confiabilidad de un automóvil es la cantidad de retiros que ha tenido. Un retiro es un proceso en el que el fabricante tomará medidas correctivas para solucionar un problema específico que afecta a ciertos vehículos.

El Mazda CX-5 ha tenido algunos retiros del mercado a lo largo de los años, pero en general, se considera un SUV crossover pequeño confiable y fiable. El número de retiros es relativamente bajo en comparación con algunos de sus competidores.

  • El Mazda CX-5 2013 tiene un retiro relacionado con la integridad estructural de la puerta trasera, que podría caerse y causar lesiones.
  • Los modelos 2014 y 2015 tienen cuatro retiros cada uno. Estos incluyen un retiro del mercado para la estructura de la compuerta levadiza, un problema del sistema de dirección que podría resultar en una pérdida potencial del control de la dirección, un retiro del mercado por visibilidad y un retiro del mercado del sistema de combustible.
  • El Mazda CX-5 2016 tiene los mismos cuatro retiros que los modelos 2014 y 2015, más un retiro adicional para la iluminación exterior con respecto a la falla informada de DRL (luz de circulación diurna).
  • El modelo 2017 solo tiene un retiro del mercado, relacionado con el sistema eléctrico y los enganches del remolque, donde la iluminación en la parte trasera del remolque deja de funcionar en algunos vehículos.
  • El Mazda CX-5 2018 tiene tres retiros del mercado, incluido uno para el sistema de combustible que puede causar que se detenga, uno para el motor y el tren motriz, y otro para las bolsas de aire que pueden no desplegarse correctamente.
  • El modelo 2019 tiene los mismos retiros para el sistema de combustible y el motor que el modelo 2018, pero no tiene el retiro de bolsas de aire.

Afortunadamente, los modelos Mazda CX-5 2020, 2024 y 2024 no han tenido ningún retiro informado hasta el momento, lo que indica que Mazda ha realizado mejoras en el modelo, pero seamos justos, los nuevos modelos también son bastante jóvenes, por lo que los problemas potenciales pueden solo empezar a levantarse.

Conclusión

El Mazda CX-5 es un popular SUV crossover compacto conocido por su estilo, desempeño y confiabilidad. Si bien se informaron algunos problemas con el vehículo, como problemas de transmisión, fallas en el sistema de infoentretenimiento, ruido excesivo del viento, desgaste prematuro de los frenos y fallas en las luces LED de conducción diurna, Mazda ha tomado medidas para abordar estos problemas en los modelos más nuevos.

Los mejores años para el CX-5 en términos de confiabilidad son a partir de 2019, mientras que los peores años incluyen los modelos 2013, 2014 y 2016. Además, si bien ha habido algunos retiros del CX-5 a lo largo de los años, el número es relativamente bajo en comparación con algunos de sus competidores. En general, el Mazda CX-5 es una opción confiable y confiable para aquellos que buscan un vehículo versátil y elegante.

Aquí tienes algunos artículos que te pueden interesar:

Mazda CX-5 años para evitar (qué años nunca comprar y por qué)

Dimensiones del espacio interior, de carga y del maletero del Mazda CX-5

¿Por qué Mazda no es popular? (7 razones por las cuales)

AT Light se enciende en Mazda 3: significado, causas y soluciones