El coche dejó de funcionar mientras conducía y no arranca (resuelto)

Actualizado el 11 de junio de 2024

Que tu coche se te muera durante un viaje es muy desafortunado. No solo necesita encontrar una manera de que su automóvil vuelva a la carretera, sino que también debe descubrir qué estaba mal en primer lugar. Afortunadamente, hay algunos signos reveladores de por qué esto podría haber sucedido que puede buscar.

Si su automóvil se detiene mientras conduce y no vuelve a arrancar, el problema podría deberse a un tanque de combustible vacío, un sensor que funciona mal, una bomba de combustible defectuosa o un filtro de combustible obstruido, un alternador o batería defectuosos, un sistema de encendido problemático o un sobrecalentamiento. motor.

7 causas por las que el coche se detiene y no arranca

1. Tanque de combustible vacío

Una de las razones más comunes y simples por las que su automóvil podría dejar de funcionar y no arrancar podría ser un tanque de combustible vacío. Es fácil pasarlo por alto, especialmente si el indicador de combustible no funciona correctamente y muestra lecturas incorrectas. Si su automóvil se detiene repentinamente sin ninguna indicación previa de un problema, el primer paso debe ser verificar el nivel de combustible.

2. Falla del sensor

La mayoría de los autos de hoy están cargados con una variedad de sensores. Estos pequeños dispositivos controlan varias partes de su automóvil. Dos de estos, los sensores de posición del cigüeñal y del árbol de levas, son especialmente importantes para el funcionamiento de su motor.

El sensor de posición del cigüeñal es responsable de detectar la velocidad de rotación (RPM) y la posición del cigüeñal, que es un elemento crucial del motor. El cigüeñal transfiere el movimiento vertical de los pistones (causado por la ignición de la mezcla de aire y combustible) en un movimiento de rotación, que eventualmente impulsa las ruedas de su automóvil.

El sensor de posición del árbol de levas, por otro lado, controla la velocidad a la que gira el árbol de levas. La función del árbol de levas es abrir y cerrar las válvulas de admisión y escape del motor en el momento adecuado, permitiendo que la cantidad correcta de mezcla de aire y combustible entre en los cilindros y escape de los gases de escape.

Los datos proporcionados por estos dos sensores son vitales para la unidad de control del motor (ECU), la computadora a bordo del automóvil. La ECU utiliza estos datos para administrar con precisión el tiempo de encendido y la inyección de combustible.

El tiempo de encendido se refiere al momento exacto en que las bujías encienden la mezcla de combustible y aire en los cilindros del motor. La sincronización adecuada es crucial para el rendimiento óptimo del motor y la economía de combustible. De manera similar, la inyección de combustible implica entregar la cantidad correcta de combustible en los cilindros del motor en el momento correcto.

Si el sensor de posición del cigüeñal o del árbol de levas falla o funciona mal, puede provocar una sincronización de encendido o una inyección de combustible incorrectas, lo que afectará el rendimiento del motor. Puede hacer que el motor funcione de manera desigual, pierda potencia o, en casos extremos, se apague por completo mientras conduce y se niegue a arrancar de nuevo. La razón es simple: sin los datos cruciales de estos sensores, la ECU no puede hacer los ajustes necesarios para mantener el motor funcionando sin problemas.

Si estos sensores funcionan mal o fallan, la ECU puede perder datos esenciales, lo que puede hacer que el motor se apague. Si este es su problema, es probable que esté buscando un reemplazo de sensor para que su automóvil vuelva a funcionar.

3. Problemas con la bomba de combustible

La bomba de combustible es una parte integral de su vehículo, a menudo escondida dentro del tanque de gasolina. Es responsable de la tarea crítica de transferir combustible del tanque al motor. Este flujo de combustible es vital porque su motor quema este combustible para crear la energía necesaria para propulsar el vehículo.

En un mundo ideal, la bomba de combustible mantiene un suministro constante y constante de combustible para garantizar el buen funcionamiento del motor. Pero cuando comienza a fallar, este flujo de combustible puede volverse inconsistente o detenerse por completo. Este suministro errático o falta de combustible significa que el motor no puede producir la energía necesaria para mantener el vehículo en marcha, lo que podría hacer que su automóvil se detenga repentinamente.

Además, es posible que una bomba de combustible defectuosa no proporcione la presión necesaria para empujar el combustible hacia el motor, especialmente cuando las demandas son altas, como durante la aceleración o la conducción cuesta arriba. En consecuencia, es posible que note problemas de rendimiento, como vacilaciones o una pérdida repentina de potencia antes de que el vehículo se detenga.

Además, en casos más severos donde la bomba de combustible falla por completo, podría dejar de enviar combustible al motor por completo. En esta situación, aunque lo intente, es posible que el automóvil no vuelva a arrancar porque, sin combustible, el motor simplemente no puede funcionar.

Solucionar un problema de la bomba de combustible a menudo significa reemplazar la bomba, lo que puede ser un trabajo complejo. Debido a la ubicación de la bomba y los riesgos potenciales que conlleva trabajar cerca del combustible, es mejor dejar esta tarea en manos de profesionales.

4. Problemas del sistema de encendido

El sistema de encendido de su automóvil, incluido el interruptor de encendido, la bobina de encendido y las bujías, es vital para el funcionamiento de su motor. Genera un alto voltaje de la batería del automóvil y envía esta corriente eléctrica a las bujías, que encienden la mezcla de combustible y aire en los cilindros del motor.

Este encendido conduce a una serie de explosiones controladas, impulsando los pistones y haciendo que el motor funcione. Sin embargo, si algún componente de este sistema falla, es posible que experimente una parada inesperada y es posible que su automóvil no se reinicie.

Un interruptor de encendido problemático puede interrumpir el suministro de energía al motor y hacer que se detenga. Las bobinas de encendido defectuosas pueden no proporcionar suficiente voltaje para las bujías, lo que provoca una falla en el encendido de la mezcla de combustible y aire y la parada del motor.

Las bujías desgastadas o dañadas también podrían no producir la chispa necesaria, evitando que el motor arranque o haciendo que se detenga repentinamente. La solución de estos problemas generalmente requiere una inspección exhaustiva del sistema de encendido y el reemplazo de los componentes defectuosos.

Para averiguar qué parte del sistema de encendido está causando problemas, se necesita un diagnóstico completo. Las reparaciones, ya sea reemplazando las bujías o el interruptor de encendido, deberían poder hacer que su automóvil vuelva a funcionar.

5. Sobrecalentamiento del motor

El sobrecalentamiento del motor es un problema típico que puede hacer que su automóvil se detenga de la nada. Cuando su sistema de enfriamiento no funciona correctamente, tal vez haya algún problema con el radiador, el termostato, la bomba de agua o el refrigerante, su motor puede calentarse rápidamente. Dado que su automóvil no quiere que el motor se dañe por el exceso de calor, se apaga para protegerse.

Si su automóvil se detiene porque está sobrecalentado, debe darle un descanso y dejar que se enfríe antes de intentar encenderlo nuevamente. Si continúa sobrecalentándose después de haberlo enfriado e intentado reiniciarlo, es probable que haya un problema continuo con el sistema de enfriamiento.

El problema podría ser cualquier cosa, desde un termostato defectuoso, una fuga en el refrigerante o un ventilador del radiador roto. Otros problemas podrían incluir una bomba de agua que no está haciendo su trabajo o un radiador obstruido que impide que el refrigerante se enfríe como debería.

Resolver estos problemas significa descubrir qué parte del sistema de enfriamiento no funciona, lo que generalmente es mejor dejarlo en manos de un profesional. Un mecánico puede averiguar qué es lo que está mal y arreglarlo, ya sea sellando una fuga, cambiando el termostato o el ventilador del radiador, o limpiando y reemplazando el refrigerante.

6. Alternador o batería defectuosos

El alternador y la batería son componentes vitales del sistema eléctrico de su automóvil. La batería proporciona la energía inicial para arrancar el motor, mientras que el alternador se hace cargo una vez que el motor está en marcha, generando energía eléctrica para hacer funcionar los sistemas eléctricos del automóvil y recargar la batería.

El alternador es responsable de alimentar los componentes eléctricos de su automóvil, como los faros, la radio y el aire acondicionado, al mismo tiempo que carga la batería del automóvil. Si el alternador falla, estos sistemas pueden comenzar a funcionar mal.

Además, dado que el alternador ya no proporciona la carga necesaria, su automóvil podría comenzar a extraer energía de la batería, lo que provocaría que se agotara. Si la batería se agota por completo mientras conduce, puede hacer que su automóvil se detenga. Y con una batería agotada, su automóvil no se reiniciará.

La batería, por otro lado, almacena la energía eléctrica necesaria para arrancar el motor. Si su batería es vieja o defectuosa, es posible que no tenga suficiente carga para arrancar su automóvil. Una señal típica de una batería que se está agotando es si su automóvil arranca bien un día pero tiene problemas o se niega a arrancar al día siguiente.

Además, si su alternador ha estado trabajando horas extras para compensar una batería débil, eventualmente podría fallar y hacer que su automóvil se detenga mientras conduce.

Abordar estos problemas generalmente implica reemplazar el componente defectuoso. Si la batería es el problema, necesitará una nueva. Si el alternador tiene la culpa, será necesario repararlo o reemplazarlo.

7. Filtro de combustible obstruido

El trabajo principal del filtro de combustible es atrapar cualquier residuo o impureza en el combustible antes de que llegue al motor. Con el tiempo, estas partículas pueden acumularse y hacer que el filtro se obstruya. Cuando esto sucede, puede tener graves consecuencias en el rendimiento y el funcionamiento de su vehículo.

Cuando su filtro de combustible está obstruido, no puede entregar suficiente combustible al motor. Esta falta de combustible puede causar varios problemas, como potencia reducida, eficiencia de combustible deficiente o que el motor se detenga durante la conducción. En casos severos, cuando el flujo de combustible está muy obstruido, es posible que el motor no obtenga suficiente combustible para arrancar, lo que hace que su automóvil no pueda volver a arrancar después de que se haya parado.

Si está experimentando problemas como ralentí irregular, dificultades para arrancar su automóvil, paradas frecuentes o una disminución notable en la eficiencia del combustible, podría valer la pena revisar su filtro de combustible.

Cuando el mecánico confirma que es un filtro de combustible obstruido el que causa estos problemas, reemplazarlo puede resolver el problema y hacer que su automóvil vuelva a funcionar sin problemas. Asegurarse de que su filtro de combustible esté en buenas condiciones de funcionamiento es fundamental para mantener el rendimiento y la confiabilidad de su automóvil.

¿Qué hacer si mi automóvil se detiene repentinamente?

Que tu coche se detenga en medio de la carretera puede ser una experiencia bastante “interesante”, por decir lo menos. Es importante mantener la calma y recordar los siguientes pasos cuando esto suceda:

Seguridad primero

Si su automóvil deja de funcionar mientras conduce, su preocupación inmediata debe ser la seguridad. Maniobre con cuidado su vehículo a un lado de la carretera, lejos del tráfico. Asegúrese de señalar sus intenciones a otros conductores, incluso si su automóvil se mueve más lento de lo normal. Una vez que esté a salvo en la carretera, encienda las luces de emergencia para alertar a otros conductores de su situación.

Intenta reiniciar tu auto

Una vez que esté seguro fuera de la carretera, intente reiniciar su automóvil. Si se inicia, escuche si hay ruidos inusuales u observe cualquier problema de rendimiento inusual. Tenga cuidado si decide conducir su automóvil después de que haya arrancado nuevamente, ya que es posible que el problema original no se resuelva y se repita.

Llame para asistencia

Si su automóvil se niega a arrancar, es hora de pedir ayuda profesional. Dependiendo de su ubicación y de los servicios disponibles, esto podría significar llamar a una grúa o al servicio de asistencia en carretera. También puede comunicarse con un mecánico o taller de confianza.

Diagnosticar el problema

Mientras espera la asistencia, podría hacer un diagnóstico inicial. Revisa tu tablero para ver si hay luces o mensajes de advertencia. Además, puede verificar algunos de los aspectos básicos aparentes: busque debajo del automóvil si hay fugas, escuche ruidos inusuales del motor o note olores extraños. Estas pistas podrían ayudar a un profesional a diagnosticar el problema más rápidamente una vez que llegue allí.

Busque una reparación profesional

Una vez que su automóvil esté fuera de la carretera de manera segura, es crucial obtener asistencia profesional para identificar y solucionar el problema. Incluso si puede reiniciar su automóvil y conducirlo, es recomendable llevarlo a un mecánico para una inspección minuciosa. Recuerde, el problema que provocó que su automóvil se detuviera aún podría existir y podría provocar una parada repentina en el futuro.

Conclusión

Hay varias razones por las que su automóvil puede dejar de funcionar repentinamente mientras conduce y no volver a arrancar. Algunas causas posibles incluyen un bajo nivel de combustible, sensores problemáticos, problemas con el sistema de encendido, una bomba de combustible que funciona mal, un motor sobrecalentado, una batería o alternador defectuosos o un filtro de combustible bloqueado. Recuerde, el mantenimiento regular puede ayudar a prevenir muchos de estos problemas, promoviendo viajes más suaves y seguros.

Aquí tienes algunos artículos que te pueden interesar:

¿Puedes morir sentado en un auto en marcha afuera?

Mensaje de pisar el pedal del freno para arrancar el motor (guía)

El automóvil funciona bien pero muere cuando se le da gasolina (solución)

¿Por qué mi automóvil acelera mientras está estacionado? (Causas y Soluciones)