Costo de reemplazo y reparación del convertidor catalítico

Hay muchas razones por las que los fabricantes de automóviles están dando un paso hacia los vehículos eléctricos.

El principal es reducir las emisiones, que es la cantidad de gases y partículas que salen por el tubo de escape. Sin embargo, hasta que el motor de combustión interna se elimine por completo, tendremos que confiar en los convertidores catalíticos para lograr este objetivo.

¿Qué es un convertidor catalítico? Es un dispositivo de control de emisiones ubicado cerca del colector de escape que reduce la toxicidad de lo que sale del tubo de escape. Si el suyo está fallando, ya no podrá hacerlo de manera efectiva, lo que significa que es probable que su automóvil no pase la prueba de smog.

Afortunadamente, en esta guía, cubriremos todo lo que necesita saber sobre los convertidores catalíticos.

Primero veremos más de cerca qué es y cómo funciona. Luego, examinaremos algunos de los principales signos que sugieren que el suyo está fallando (o ya ha fallado).

Por último, revisaremos qué hace que un convertidor catalítico falle y cuánto cuesta repararlo o reemplazarlo.

¡Comencemos con lo básico!

¿Qué es un convertidor catalítico y qué hace incluso?

La gasolina se compone de hidrocarburos, que es un compuesto orgánico formado por hidrógeno y carbono. En un mundo perfecto, encender todo esto (incluido el oxígeno) produciría una combinación inofensiva de dióxido de carbono y agua.

Sin embargo, debido al calor dentro del motor, la reacción no es perfecta.

En cambio, crea moléculas que no existen naturalmente. Como resultado, se produce monóxido de carbono, una sustancia tóxica que agota la capa de ozono. Además, si alguno de los hidrocarburos no se quema, también se libera al aire exterior.

Aquí es donde entra en juego un convertidor catalítico, que fue patentado por primera vez en 1950 por Eugene Houdry, un ingeniero químico francés.

¿Como funciona?

Los componentes internos actúan como un catalizador para ayudar a convertir estas sustancias tóxicas en algo menos dañino. De ahí el nombre: convertidor catalítico.

¿Qué hay dentro de un convertidor catalítico? Primero, está la cerámica, que no reacciona con nada pero se calienta mucho, lo que permite que ocurran las reacciones.

Si no lo sabía, los convertidores catalíticos son un objetivo popular para los ladrones. ¿Por qué? Porque contienen varios metales raros, incluidos platino, paladio y rodio. Esta es una de las razones por las que los convertidores catalíticos tienen un precio alto.

El platino y el rodio extraen el oxígeno de los átomos de nitrógeno, lo que hace que el nitrógeno inofensivo salga por el escape.

Luego, el platino y el paladio usan las moléculas de oxígeno restantes combinándolas con monóxido de carbono para crear CO2. No solo eso, sino que oxidarán los hidrocarburos sobrantes a medida que pasan.

¿Cómo optimiza su motor estas reacciones? Se controla a través del módulo de control electrónico (ECM), que obtiene sus datos de dos sensores de oxígeno diferentes. Uno está ubicado antes del convertidor catalítico y otro después.

Ahora que tiene una mejor idea de qué es un convertidor catalítico y cómo funciona. Veamos algunos de los principales síntomas que puede experimentar y que sugieren que el suyo está fallando.

¿Cuáles son los signos de un convertidor catalítico defectuoso?

Disminución de la economía de combustible

Su ECM toma datos de varios sensores dentro del motor para optimizar la mezcla de aire/combustible dentro de las cámaras de combustión.

Como mencionamos anteriormente, hay dos sensores en un convertidor catalítico, uno antes y otro después. Si hay un bloqueo en el interior, el ECM lo compensará inyectando más combustible y, por lo tanto, reducirá el consumo de combustible.

El escape huele a huevos podridos

Si está en su automóvil y de repente nota el hedor a huevos podridos, no culpe a los otros pasajeros todavía, porque puede ser su convertidor catalítico.

¿Por qué? Porque la gasolina contiene una pequeña cantidad de azufre, que se convierte en sulfuro de hidrógeno durante el proceso de combustión.

Si el convertidor catalítico funciona según lo previsto, convertirá este sulfuro en dióxido de azufre inodoro.

Si no es así, el sulfuro de hidrógeno saldrá del tubo de escape antes de la conversión, que es lo que crea el olor.

Su automóvil no pasó la prueba de emisiones

La mayoría de los estados exigen que su vehículo pase una prueba de emisiones para garantizar que no emita cantidades excesivas de contaminantes. La certificación dura de 1 a 3 años en la mayoría de los lugares y generalmente cuesta entre € 30 y € 90.

Un automóvil que no está certificado está etiquetado como no apto para ser conducido, lo que significa que si lo detienen, es probable que reciba una multa. No solo eso, sino que si vas a renovar la matrícula de un vehículo que no puede o no ha pasado, no te dejan hacerlo.

Si recibe la fatídica noticia de que su automóvil no pasó la prueba de smog, es muy probable que haya un problema con su convertidor catalítico.

Aparece la luz Check Engine

Si usted es como la mayoría de las personas, tiene una relación de amor/odio con la luz del motor.

Claro, siempre es alarmante cuando aparece y, por lo general, significa que necesitará gastar algo de dinero para solucionarlo. Pero si pregunta sobre la causa tan pronto como se enciende, es probable que evite que empeore.

El ECM toma los datos de los dos sensores de oxígeno del convertidor catalítico. Si detectan que los gases de escape no catalizan correctamente, el ECM encenderá la luz de verificación del motor.

Que aparezca una luz de motor no significa específicamente que sea el convertidor catalítico. Pero puede llevar su automóvil a una tienda o usar un escáner OBDII usted mismo para estar seguro.

Caídas en el rendimiento del motor

Uno de los signos más comunes que indican un problema con su convertidor catalítico es una aceleración deficiente.

Esto generalmente ocurre cuando se calienta demasiado durante un período prolongado, lo que hace que los componentes internos se derritan.

Esto puede conducir a un bloqueo en el interior que restringe el flujo de escape. En este caso, deberá repararlo/reemplazarlo. Sin embargo, también es posible que haya una acumulación de carbono, que se puede eliminar fácilmente con un limpiador especial.

¿Qué causa que un convertidor catalítico falle?

La buena noticia es que la mayoría de los convertidores catalíticos durarán entre 10 y 15 años, principalmente porque no hay piezas móviles internas.

Sin embargo, el hecho de que tengan una vida útil prolongada no significa que los componentes circundantes la tengan. Si no funcionan correctamente, puede reducir la duración de su convertidor catalítico.

Algunas posibilidades que pueden causar que falle incluyen:

  • Anticongelante en el escape
  • Bujías malas
  • Sensor de oxígeno defectuoso
  • Combustible no quemado en el escape
  • Aceite en el escape

¿Cuánto cuesta reparar/reemplazar un convertidor catalítico?

No hay un precio fijo para las reparaciones del convertidor catalítico, aunque pueden oscilar entre € 1,000 y € 2,500.

¿Qué afecta el precio que pagas?

  • La marca y modelo de tu auto
  • Tarifas de diagnóstico y problemas adicionales
  • El número de horas que se tarda en reemplazar
  • La calidad de la pieza de repuesto.

Para la marca y el modelo, todo se reduce a la rareza y la complejidad. Un reemplazo del convertidor catalítico para un 92 Civic es mucho menos costoso que en algo como un BMW X3 o un Saab 9-3.

Una forma de mantener los costos bajos es comprar un convertidor catalítico de ajuste universal en lugar de uno construido específicamente para su modelo.

Sin embargo, tenga en cuenta que estos nunca son tan eficientes como un producto OEM y pueden anular la garantía de fábrica si todavía está vigente.

En cuanto a la reparación de un convertidor catalítico, por lo general es mejor reemplazarlo y rastrear la causa de su falla en primer lugar.

A veces es posible limpiar uno obstruido, pero no olvide determinar por qué sucedió.