5 mitos comunes sobre la compra de un auto usado

No debería haber estrés relacionado con la compra de autos usados. El estrés innecesario es alimentado por algunos mitos comunes o conceptos erróneos que en realidad no tienen fundamento. Discutimos aquí 5 conceptos erróneos comunes para ayudarlo a evitarlos al comprar un automóvil usado.

1. Las reseñas de revistas son la forma de saberlo todo.

Hoy en día, una tendencia común es confiar en las revistas de automóviles para saber todo sobre un automóvil. Esta no es siempre la mejor práctica. Para conocer todos los entresijos de un coche, tienes que repasar todas las fuentes disponibles.

2. Una cobertura o garantía ampliada es un engaño.

En super-motores.com, puede encontrar muchos autos con garantía vigente. Además, también puede negociar el precio de la garantía como el precio cuando compra un automóvil usado.

3. Obtiene una garantía instantáneamente después de comprar un automóvil.

No hay garantía automática cuando compra autos usados ​​en un concesionario. Y cuando obtenga uno, infórmese de lo que estará cubierto y por cuánto tiempo será válido. Una garantía no cubre necesariamente todo el automóvil; para saber qué está cubierto y qué no, dispara todas las preguntas que tengas en mente.

4. El historial de un vehículo no siempre significa que el auto está en buenas condiciones.

Aunque un informe del historial del vehículo puede ser una fuente confiable de información vital sobre el vehículo que está dispuesto a comprar, carece de los detalles del trabajo de reparación realizado en el pasado. Además, no es una forma de saber sobre un problema que puede surgir en el futuro. Solo una prueba de manejo adecuada puede ayudarlo con esto. En los modelos más nuevos, busque problemas eléctricos.

5. Los precios orientativos de coches son definitivos

En realidad, no lo son. El precio en una guía se calcula en función de la tendencia en un área en particular. No deducen el costo de daños pasados ​​y problemas recurrentes.

Es cierto que debe tomar algunas precauciones antes de comprar un automóvil usado. Pero antes de dar sus palabras, asegúrese de inspeccionar el automóvil a fondo. Y nunca olvides hacer una prueba de manejo. es la clave No confíe en alguna revista u otras fuentes; su evaluación no es TUYA. Hay algo único en cada automóvil, y solo usted puede decir cuál es el mejor para usted.