¿El líquido de frenos mata las plantas?

Si trabaja en su automóvil de vez en cuando, la eliminación adecuada de los productos químicos para automóviles es una prioridad definitiva. Si se produce una fuga, es natural preguntarse los efectos, así que teniendo eso en cuenta, ¿el líquido de frenos mata las plantas?

En lo que respecta a las plantas, el líquido de frenos es probablemente el líquido automotriz más tóxico que existe y definitivamente matará a sus plantas. En un estudio, que comparó los efectos de diferentes fluidos en la vida de las plantas, el líquido de frenos fue el peor, seguido de cerca por el anticongelante y el fluido de transmisión automática en tercer lugar en toxicidad para las plantas.

En el artículo de hoy vamos a explorar la pregunta con un poco más de detalle, para que sepas por qué es tan tóxico para las plantas, qué efectos se producen con la exposición, qué le hace el líquido de frenos al césped y su impacto ambiental general. ¡Sigue leyendo y te lo contamos todo!

¿Por qué el líquido de frenos mata las plantas?

Haz clic en la imagen para más información

El líquido de frenos es tóxico en gran parte debido al dietilenglicol que está presente en su composición. Este producto químico, que se usa con mayor frecuencia con resinas de poliéster y para fabricar plastificantes, puede causar mucho daño cuando se derrama una cantidad suficiente sobre una planta.

También puede penetrar en el suelo, de modo que se contamine y no sea apto para el cultivo de plantas hasta que se haya diluido o dispersado lo suficiente. Como tal, deberá tener mucho cuidado con la forma en que desecha el líquido de frenos: definitivamente es mortal para las plantas.

Para comprobar el precio actual y la disponibilidad de líquido de frenos, haga clic aquí para ver la selección en internet.

¿Cuál es el efecto del líquido de frenos en las plantas?

En el estudio que mencionamos al principio de este artículo, se probaron varios fluidos automotrices para determinar los efectos potenciales de un rocío de fluido después de un accidente automovilístico en lo que respecta a la vida vegetal.

Se descubrió que el líquido de frenos tiene los peores efectos, a menudo matando las plantas en tan solo 4 días y básicamente reduciéndolas a lo que se describió como «una cuerda delgada, casi como una telaraña».

Otro estudio proporciona un poco más de información sobre por qué esto es así, centrándose en el ingrediente principal del líquido de frenos, el dietilenglicol. Las plantas que estuvieron expuestas a este químico primero experimentaron una enorme disminución en su capacidad para procesar agua. Esto resultó en clorosis, marchitamiento y eventual necrosis del tejido vegetal.

Se encontró que la LD50, que es un término que se usa para describir una cantidad que fue fatal para aproximadamente la mitad de las plantas (dosis letal del 50 %), era de 6238 miligramos, pero debe tener en cuenta que esto fue un experimento para ver si plantas podrían ayudar a descontaminar una gran área de aguas residuales en un sitio de construcción.

Por lo tanto, incluso en cantidades muy pequeñas, un derrame de líquido de frenos tiene una gran probabilidad de matar las plantas sobre las que se derrama y contaminar el suelo para evitar que crezcan nuevos hasta que se limpie adecuadamente o se diluya de otra manera.

¿Qué le hace el líquido de frenos al césped?

El líquido de frenos, cuando se derrama sobre el césped, es probable que lo mate en 2 a 4 días y también contamine el suelo. Esto significa que no podrá simplemente volver a sembrar el parche contaminado.

Su mejor enfoque sería desenterrar el área afectada para deshacerse de la suciedad como lo haría con cualquier desecho peligroso.

Al reemplazar el suelo, esto ayuda a garantizar que las lluvias no lleguen y contaminen aún más el suelo y también puede volver a sembrar inmediatamente el parche o trasplantar pasto nuevo en su lugar.

Si bien parece un poco extremo, reemplazar el suelo es realmente la mejor opción: el dietilenglicol es bastante tóxico y una vez que está en el suelo, es extremadamente difícil limpiarlo adecuadamente para que vuelva a ser fértil.

¿El líquido de frenos es malo para el medio ambiente?

Sí. El líquido de frenos es malo para el medio ambiente debido a su toxicidad para la vida vegetal y animal cuando se derrama. Dado que es necesario para el correcto funcionamiento de los frenos, conviene saber cómo desecharlo de forma segura y adecuada.

Lo mejor que puede hacer con el líquido de frenos que está desechando es aprovechar las cualidades absorbentes de la arena para gatos. Consigue una bandeja de metal grande y llénala de manera que haya ½ pulgada de arena para gatos adentro y luego querrás verter el líquido de frenos viejo en la arena.

Después de eso, querrás dejar la bandeja reposando durante un período de 3 a 4 días, hasta que se absorba por completo en la arena.

Básicamente, esto debería ‘agruparlo’ en secciones, de modo que pueda recogerlo en bolsas de basura y luego desecharlo de acuerdo con las leyes locales.

Otra alternativa fácil es llevarlo a un centro de reciclaje local o a un taller de carrocería de automóviles y es posible que también puedan ayudarlo, aunque la última opción puede cobrar una tarifa modesta por la eliminación adecuada.

El método de ‘cuerpo de automóvil’ es a menudo la mejor ruta a seguir, ya que estarán familiarizados con las leyes de desecho adecuadas y estarán mucho mejor equipados para cumplirlas.

A pesar de lo tóxico que es el líquido de frenos, la eliminación adecuada es un excelente hábito y también lo ayudará a evitar costosas tarifas o daños causados ​​​​por un derrame accidental o métodos de eliminación inadecuados.

Para ir finalizando

Hoy hemos respondido a la pregunta ‘¿el líquido de frenos mata las plantas?’ y la respuesta es un ‘sí’ definitivo. El líquido de frenos contiene productos químicos que pueden matar rápidamente la vida vegetal y contaminar el suelo, siendo el dietilenglicol el principal culpable.

Cuando se derrama sobre las plantas, no pueden procesar el agua y pronto se producirán marchitez, clorosis y necrosis, todo mientras el líquido de frenos penetra más profundamente en el suelo e impide la replantación sin eliminarlo por completo.

Con hábitos de eliminación adecuados, puede ayudar a reducir las posibilidades de derrames, y esto se puede hacer con arena para gatos o incluso con un viaje al taller de carrocería local. Si bien el líquido de frenos es actualmente un «mal necesario», la eliminación responsable definitivamente puede ayudar a reducir el impacto ambiental hasta que esté disponible un reemplazo más ecológico.