¿Cuál es el freno: el pedal izquierdo o el derecho?

Actualizado el 11 de junio de 2024

Si recién está comenzando a familiarizarse con la conducción o se está preparando para aprender, está completamente bien tener una gran cantidad de preguntas en su mente. Una de las preguntas más básicas pero cruciales es: «¿Cuál es el freno: el pedal izquierdo o el derecho?» Esto puede sonar elemental para los conductores experimentados, pero todos comienzan en algún lugar, ¿verdad? No te preocupes; te tenemos cubierto.

En pocas palabras, el freno está a la izquierda, mientras que el acelerador (o pedal del acelerador) está a la derecha. Si conduce un automóvil manual, el pedal izquierdo será el embrague, el medio será el freno y el derecho será el acelerador.

¿Qué pedal es cuál?

Ahora, profundicemos en el diseño de los pedales de un vehículo estándar. Si estás en un automóvil con transmisión automática, solo hay dos pedales. El más grande a la izquierda es el freno. Cuando se presiona, reduce la velocidad o detiene completamente el vehículo. El más pequeño a la derecha es el acelerador, que acelera el coche.

En un vehículo de transmisión manual, o «stick-shift», hay tres pedales. De izquierda a derecha, son el embrague, el freno y el acelerador. El pedal del embrague se utiliza en combinación con la palanca de cambios para cambiar de marcha.

¿Qué es el embrague y dónde está ubicado?

En los vehículos de transmisión manual, el embrague es el pedal más a la izquierda. Desconecta el motor de las ruedas mientras cambias de marcha. Este pedal se presiona con el pie izquierdo mientras que el pie derecho controla tanto el freno como el acelerador. Piense en la palabra «embrague» como una especie de «puente» que conecta y desconecta el motor y las ruedas, lo que permite al conductor cambiar de marcha sin problemas.

El método ABC: recordar qué pedal es cuál

Otra forma memorable de recordar el orden y la función de los pedales es a través del método “ABC”. Este método es especialmente útil para quienes están aprendiendo a conducir vehículos de transmisión manual, pero también es útil para los automóviles automáticos.

El ABC significa Acelerador, Freno y Embrague, respectivamente. Curiosamente, el orden de las letras del alfabeto coincide con el orden de los pedales de derecha a izquierda.

  • A es para el Acelerador: En el extremo derecho está el Acelerador (o el pedal «Gas»). Este es el pedal que presionas para acelerar. Asocia la «A» de Acelerador con la «A» de «Fuera», ya que al presionarlo, tu automóvil se alejará.
  • B es para el freno: en el medio, encuentra el freno. Este pedal es responsable de desacelerar o detener su automóvil. Asocie la “B” de freno con la “B” de “descanso”, ya que al pisarlo reduce la velocidad de su automóvil.
  • C es para el embrague: el embrague es el pedal más a la izquierda en un automóvil manual y se usa para cambiar de marcha. Piense en la «C» de embrague como en la «C» de «cambio», lo que significa el cambio de marchas.

La razón detrás de la regla del pie derecho

En los coches automáticos, generalmente se recomienda trabajar tanto el freno como el acelerador usando solo el pie derecho, dejando que el pie izquierdo tome un respiro. Sé que puede parecer un poco extraño a primera vista, pero hay una muy buena razón detrás de este consejo. Se trata de mantenerlo a salvo y garantizar que su automóvil se comporte exactamente como debería cuando conduce por la carretera.

Piénselo de esta manera: si está operando cada pedal con un pie separado, existe la posibilidad de que accidentalmente pueda presionar ambos al mismo tiempo. ¡Imagina el caos! Su automóvil no sabría si detenerse o avanzar, lo que provocaría movimientos erráticos que podrían resultar en una situación insegura. Peor aún, hacer esto podría terminar dañando el funcionamiento interno de su automóvil o hacer que pierda el control mientras está en movimiento.

Hay otra cosa a tener en cuenta. Si tu pie izquierdo siempre está sobre el pedal del freno, podrías terminar accidentalmente «montando el freno». Este término es el lenguaje de los automóviles para tener el pie apoyado en el pedal del freno mientras conduce, lo que hace que los frenos se apliquen ligeramente cuando en realidad no los necesita. Este hábito travieso podría hacer que los frenos se desgasten antes de tiempo, hacer que la eficiencia del combustible caiga en picada y podría confundir a otros conductores si las luces de freno se encienden y apagan constantemente.

Entonces, esa es la lógica detrás de usar el pie derecho para ambos pedales en un automóvil automático. Puede llevar un poco de tiempo acostumbrarse, pero créame, al final vale la pena, tanto por su seguridad como por el bienestar de su automóvil.

¿Qué pie va a dónde en un automóvil manual?

Conducir un automóvil manual implica una delicada danza de juego de pies con los tres pedales: el embrague, el freno y el acelerador. Cada pie tiene sus propias responsabilidades, y conseguir la posición correcta es crucial para una conducción suave. Aquí está la guía básica de posicionamiento del pie:

Su pie izquierdo debe estar dedicado únicamente al pedal del embrague, que es el pedal más a la izquierda en un automóvil manual. Cuando no lo estés usando, mantén el pie izquierdo apoyado en el reposapiés, también conocido como pedal muerto, ubicado a la izquierda del embrague.

Por el contrario, su pie derecho tiene una doble función. Controla tanto el freno (pedal central) como el acelerador (pedal derecho). Nunca use su pie izquierdo para estos pedales. La transición de un pedal al otro debe ser suave y sin prisas.

Haga clic aquí para saber qué hacer si el pedal del freno se hunde por completo y no vuelve a subir.

Cómo hacer la transición entre pedales

Piense en cambiar de marcha en un automóvil manual como un poco de baile entre su pie izquierdo y derecho. Entonces, estás navegando y decides que es hora de cambiar de marcha. Así es como van los pasos: su pie derecho comienza a aligerar su toque en el acelerador mientras su pie izquierdo pisa el embrague. Una vez que haya pasado a la siguiente marcha, su pie izquierdo suelta gradualmente el embrague mientras que su pie derecho vuelve suavemente al acelerador.

Recuerde, el pedal del medio es el freno. Si necesita reducir la velocidad, su pie derecho se mueve del acelerador al freno. En ciertas condiciones de manejo, como en tráfico pesado o en una pendiente pronunciada, es posible que deba mover rápidamente el pie entre el freno y el acelerador mientras acciona el embrague simultáneamente. Esto se volverá más fácil e intuitivo con la práctica.

Conclusión

Ahora hemos cubierto todo, desde comprender las funciones de varios pedales en autos automáticos y manuales hasta dominar las técnicas de juego de pies para una conducción suave. En resumen, en un automóvil automático, su pie derecho controla tanto el freno a la izquierda como el acelerador a la derecha. En un automóvil manual, su pie izquierdo opera el embrague de la izquierda, mientras que su pie derecho maneja el freno (centro) y el acelerador (derecha).

También analizamos el ABC del orden de los pedales, explicamos por qué es más seguro evitar usar dos pies para diferentes pedales en los automáticos y enfatizamos la importancia de la práctica para dominar el cambio de marchas en los autos manuales. Recuerde, todos los conductores experimentados alguna vez fueron principiantes, así que no sea duro consigo mismo. Con estos consejos y la práctica constante, pronto dominará la conducción.

Aquí tienes algunos artículos que te pueden interesar:

Sonido de aire al presionar el pedal del freno (causas y soluciones)

Mensaje de pisar el pedal del freno para arrancar el motor (guía)

¿Pedal de freno rígido y el automóvil no arranca? (Resuelto)

¿Qué hacer si su pedal de freno se hunde repentinamente hasta el piso?