Conducir un semirremolque en condiciones de viento

Conducir un semirremolque ya puede ser difícil sin tener que lidiar con vientos fuertes. Operar un semirremolque con vientos fuertes puede ser tan riesgoso como operar un vehículo pesado con hielo o nieve.

Conducir un semirremolque con fuertes vientos es peligroso

Debido a su tamaño y forma, los camiones grandes y pesados, como los semirremolques, son especialmente vulnerables a los vientos cruzados. Además de ser más impredecible que otras circunstancias peligrosas como la lluvia, el hielo o la nieve, el viento también es particularmente letal. Las ráfagas de viento lo suficientemente potentes como para mover un vehículo pueden aparecer de la nada.

Velocidad del viento capaz de derribar un camión

Un camión puede volcarse con vientos cercanos a las 60 mph. Sin embargo, incluso los vientos moderados a fuertes pueden ser muy peligrosos. Imagine los costados de un enorme camión como las velas de un barco que atrapan el viento y lo impulsan todo. Al igual que pueden obligar a los automóviles a viajar por una carretera de manera insegura, los vientos también pueden afectar a los camiones.

Consejos de conducción para condiciones de viento

Puede tomar las siguientes medidas para mitigar el impacto de los vientos fuertes y estar seguro cuando opere un semirremolque en las carreteras. Considere los siguientes consejos:

  • Verifique el clima: antes de comenzar a conducir un camión en condiciones de viento, es importante verificar el clima. Consulte la tabla de velocidad del viento del semirremolque y esté atento a las advertencias de viento fuerte.
  • Disminuya la velocidad: cuando los vientos fuertes son un problema, es crucial, por encima de todo, reducir la velocidad. Esto es cierto para condiciones de carretera peligrosas, como lluvia intensa, nieve y hielo. Al hacer esto, puede modificar según sea necesario en caso de que su remolque se desplace. La idea de que puedes correr más rápido que el viento es falsa. No puedes, ¿y no sería mejor chocar a 30 mph en lugar de 60 mph?
  • Asegure las puertas y la carga: asegúrese de que las puertas de su camión estén bien cerradas y que su carga esté segura. Si la carga no está debidamente asegurada, los vientos pueden obligarla a moverse o hacer que las puertas se abran de golpe. Asegurarse de que su carga esté asegurada y que las puertas estén cerradas es crucial en cualquier viaje, pero es más crucial cuando se pronostican vientos.
  • Preste atención a su entorno: Esto implica estar alerta al estado de las carreteras, los alrededores y otros vehículos. Conocer su ruta y ser consciente de los puentes o caminos con curvas que se aproximan también es vital. Los indicadores de la carretera pueden ayudarlo a determinar si el viento se está acelerando. Sé consciente de todo lo que sucede a tu alrededor.
  • Mantenga un agarre firme en el volante: Mantener un agarre firme en el volante es tan crucial en vientos fuertes como en otras ocasiones. Su vehículo puede verse obligado a viajar en una dirección u otra cuando hay viento.
  • Conduzca en marchas más bajas: Conducir en una marcha más baja aumentará las revoluciones de su motor, brindándole la potencia de reserva necesaria para fuertes ráfagas de viento. Mantener un agarre firme en el volante garantizará que pueda hacer las correcciones de rumbo necesarias. Para que otros conductores sepan que ahora hay un problema con el viento, tampoco es una mala idea encender las luces de advertencia.
  • Verifique las llantas y los frenos de su camión: antes de viajar en un ambiente con viento fuerte, asegúrese de que los frenos y las llantas de su camión estén en excelentes condiciones.
  • Conducir en el carril central: si los fuertes vientos hacen que su semirremolque se mueva mucho y le preocupa que pueda terminar en la zanja o en el carril opuesto, es posible que desee pensar en conducir en el carril central.

Tenga en cuenta los consejos anteriores cuando opere su semirremolque en circunstancias ventosas. Es posible conducir con vientos fuertes con la ayuda de estas sugerencias y la adición de deflectores de viento a su vehículo.