¿Cómo reparar el pedal de freno duro después de sangrar?

Recuerdo mi primera experiencia con un freno duro después de sangrar mi Elise 2005 (alrededor de 30,000 millas). Estaba tan desconcertado por lo que salió mal en todo el proceso.

Purgar la línea de freno lo ayuda a eliminar las burbujas de aire dentro de la línea de freno. Sin embargo, si se hace mal, puede quedar aire en el sistema de frenos, lo que puede provocar un pedal de freno duro.

Afortunadamente para nuestros lectores, no tienes que pasar por lo que yo hice. He compilado una guía simple de bricolaje para ayudarlo a identificar las causas y reparar su pedal de freno endurecido después de una hemorragia.

¡Vamos a sumergirnos!

Leer más: ¿Cómo purgar frenos sin válvula de purga?

¿Por qué mi pedal de freno está duro después de sangrar?

Antes de discutir cómo arreglar su pedal de freno rígido, ¿qué significa cuando es difícil presionar el pedal del freno?

Es posible que haya notado dificultad para pisar el pedal del freno o, en algunos casos, el freno se endurece o se bloquea.

A lo largo de los años, descubrí que la causa principal de los frenos rígidos es el sangrado inadecuado debido a la inexperiencia o las malas técnicas.

Aquí hay algunas otras causas del freno duro después del sangrado:

Técnica de sangrado incorrecta

La técnica incorrecta debido a la impaciencia o la inexperiencia es una causa común de un pedal duro después del sangrado.

Recuerdo mi primer intento de sangrado por freno; siendo tan impaciente, no permití que las burbujas de aire salieran del sistema. La mejor manera es seguir la técnica correcta sobre cómo purgar el freno de su automóvil.

Refuerzo de freno dañado

Cuando el servofreno de su vehículo está dañado o ha llegado a su vida útil, puede funcionar mal y causar un freno duro.

El Booster utiliza una presión de vacío que ayuda al conductor cuando se presiona el freno. Sin él, el conductor requerirá más esfuerzo al frenar. Otros síntomas de un servofreno defectuoso incluyen silbidos, fugas, un pedal más alto y más.

Alineación incorrecta de la varilla de empuje del freno

Durante el proceso de sangrado, descubrí que la varilla de empuje estaba demasiado apretada, dejando espacio insuficiente entre el cilindro maestro y el servofreno.

Esto se debe principalmente a la inexperiencia, y por ello destaco la importancia de un correcto ajuste y calibración de todos los componentes del coche.

Línea de freno bloqueada

También es posible que su línea de freno tenga una partícula atascada, lo que impide el flujo de líquido y, en consecuencia, endurece el pedal del freno.

¿Qué debo hacer si el pedal del freno se endurece después del sangrado?

Cuando se trata de cómo reparar un pedal de freno duro, las soluciones variarán según la causa principal identificada.

Por ejemplo, después de la inspección, es posible que haya descubierto que el servofreno de su vehículo está defectuoso y necesita ser reemplazado o cualquier parte de su sistema de frenos.

Siguiendo estos pasos, debería poder arreglar el pedal duro después de sangrar.

Asegúrese de que el sangrado se realice correctamente:

Por lo general, el sangrado implica forzar el líquido de frenos desde el cilindro maestro hasta la pinza del freno de disco hasta que se elimine la burbuja de aire del sistema. Para ello, se afloja el tornillo de purga hasta el punto más alto y se deja escapar el líquido hasta que no queden burbujas de aire.

Luego se aprieta el tornillo y se vuelve a llenar con líquido. Luego, el proceso se repite para cada rueda del automóvil.

Inspeccione el servofreno:

La pastilla de freno está dura y sin freno o el freno bloqueado se puede atribuir a un servofreno defectuoso. Una fuga de vacío o silbidos también acompañan a un refuerzo fallido.

También existe la posibilidad de que la válvula de retención del servofreno esté dañada. Se encarga de evitar que entre aire en el sistema de frenos.

Siga este paso para inspeccionar su servofreno:

  • Asegúrate de que tu motor esté apagado
  • Bombee el freno completamente hasta que el freno se endurezca.
  • Arranca tu motor. El pedal del freno debe hundirse ligeramente (por lo general, una pulgada). Si es así, significa que el refuerzo está funcionando bien y tiene una asistencia de frenado; de lo contrario, debe reemplazarlo.
  • Compruebe si el servofreno está dando vacío.

Inspeccione el cilindro maestro.

El cilindro maestro de tu auto es el encargado de generar una presión hidráulica que se encarga de activar el freno.

Un cilindro maestro dañado puede provocar una pérdida de presión o una distribución inadecuada en el automóvil. Debido a la falta de fuerza generada por la pinza, puede notar que los frenos están endurecidos y son difíciles de presionar.

Preste mucha atención al cilindro maestro durante su reparación.

Leer más: Cómo probar su cilindro maestro.

Consulta a un profesional

Si ha purgado los frenos con éxito e inspeccionado los componentes sin descubrir nada, busque ayuda profesional.

No hay vergüenza en pedir ayuda; incluso como mecánico durante muchos años, todavía pido ayuda a mis colegas.

Un mecánico profesional tiene el conocimiento y las habilidades para diagnosticar problemas automotrices complejos.

¿Qué debo tener en cuenta para evitar estos problemas después del sangrado de frenos?

Hay factores importantes a considerar para evitar complicaciones después de purgar su sistema de frenos:

  • Usar el líquido de frenos correcto: muchos novatos aplican cualquier líquido de frenos a su sistema de frenos, lo que es responsable de muchas complicaciones. Recomiendo usar solo el líquido recomendado por el fabricante para su automóvil.
  • Siga el procedimiento de purga correcto: puede consultar el manual de su vehículo sobre el mejor líquido de frenos de purga del sistema.
  • Mantenga el nivel de líquido: Después de purgar, se espera que rellene el líquido en el sistema de frenos. Un nivel bajo de líquido puede dañar todo el sistema de frenos y provocar fallas en los frenos.
  • Compruebe si hay fugas: fugas en la línea de freno, colector, manguera y otros componentes. Las fugas pueden causar una posible pérdida de energía debido al bajo nivel de líquido.
  • Verifique el pedal del freno: pruebe la capacidad de respuesta y la funcionalidad del pedal del freno.

Para ir finalizando

El mantenimiento de su sistema de frenos es una habilidad crucial para todos los propietarios de automóviles. Mantener un buen sistema de frenos le permite conducir con seguridad y confianza.

Si experimenta frenos endurecidos, le recomendamos que siga las instrucciones y consejos de este artículo. No se asuste si aún no ha podido solucionarlo. En su lugar, busque la ayuda profesional de un mecánico.