Guía fácil para leer el color del líquido de transmisión

Una transmisión es un componente vital del mecanismo de un vehículo de motor. La unidad compleja funciona con cientos de piezas finamente diseñadas. Pero, una cosa que podría considerarse como el elemento vital de este componente es su líquido, que juega un papel importante en el cambio de marchas suave y en la transferencia de la potencia del motor a las ruedas motrices. Para determinar si el líquido está en buenas condiciones o no, debe verificar el color del líquido de transmisión.

Si no tiene una idea clara sobre las tablas de colores, aprenda de qué color debe ser el líquido de transmisión, cómo verificarlo y las formas de interpretar los códigos de color.

¿Cómo se ve el líquido de transmisión?

¿De qué color es el líquido de transmisión? ¿Cuándo sabes que el líquido está en buenas condiciones y no es necesario cambiarlo?

Bueno, el color normal del líquido de transmisión es rojo. El líquido limpio es de color rojo oscuro o semitransparente. También podría haber líquido de transmisión azul o amarillo. En realidad, está teñido para que se vea diferente de otros fluidos para automóviles.

El color se vuelve gradualmente más oscuro con el tiempo, lo que indica la presencia de contaminantes y suciedad. El rendimiento de la transmisión será deficiente cuando la cantidad de lodo cruce el nivel normal porque el filtro no puede funcionar correctamente.

Tenga en cuenta el cambio de color.

VER MÁS:

  • Comprobación del líquido de transmisión en vehículos manuales y automáticos
  • Fugas en las líneas de enfriamiento de la transmisión: cosas que debe saber

Cómo leer el color del fluido de la transmisión

El fluido tiene que estar en buenas condiciones para asegurar una larga vida a la transmisión. Entonces, es necesario aprender qué color indica qué problemas y cómo resolverlos.

A continuación se muestra una tabla de colores del fluido de la transmisión que explica las diferentes etapas por las que puede pasar el fluido:

Translúcido (marrón claro)

El fluido todavía está en buenas condiciones y no hay nada de qué preocuparse. Simplemente mantenga el programa de mantenimiento regular y esté atento a cualquier fuga. Si puede cuidar bien, es probable que la transmisión sobreviva hasta la vida útil del vehículo. Todo lo que debe hacer es examinar el fluido a intervalos regulares y seguir el programa de servicio del fabricante.

Opaco (marrón oscuro)

El color indica que el fluido está sucio y probablemente contaminado. En esta condición, no puede proporcionar suficiente lubricación a la transmisión. Como resultado, los componentes internos se desgastan rápidamente y se dañan. La falta de lubricación también provoca la acumulación de calor, lo que provoca fallas prematuras en la transmisión.

Ignorar esta condición por mucho tiempo puede conducir eventualmente a la falla de la transmisión. Una limpieza completa de la transmisión o cambiar el filtro y el fluido serán las formas correctas de resolver estos problemas.

Negro o Castaño Oscuro Intenso

El líquido de transmisión negro significa que debe cambiarlo de inmediato. El color indica contaminación y posible oxidación. Puede estar seguro de la condición oxidada si hay un olor a quemado.

Cuando el color del fluido de la transmisión llega a esta etapa, significa que es posible que algunas partes internas ya estén dañadas. Debe cambiar inmediatamente el filtro y el líquido o hacer un lavado completo. Dada la condición, es posible que deba reconstruir la transmisión, lo cual es una reparación bastante costosa.

Rosa claro

El rosa es un color dulce y burbujeante, pero es una señal ominosa cuando el fluido de la transmisión se vuelve rosado. El color significa que hay refrigerante o agua mezclada con el líquido y llega al tanque de transmisión desde el radiador a través de una línea de refrigeración dañada o con fugas.

El enfriador en el fluido de la transmisión conducirá a la falla de la transmisión. La reparación es costosa porque hay que reconstruirla o reemplazarla.

Cómo verificar el color del líquido de transmisión

El fluido contaminado podría ser la razón de varios problemas de transmisión. Si la transmisión rechina, resbala o salta en el momento o acelera o tiembla a cualquier velocidad, debe revisar el líquido. Pero, ¿cómo hacer eso? Pues sigue estas instrucciones:

Comprobación del líquido de la transmisión.

  • El tanque de líquido está debajo del capó. Entonces, lo primero que debe hacer es abrir el capó y ubicar la varilla medidora de la transmisión.
  • Saque la varilla y verifique el color del líquido.

A veces, es difícil discernir el color de un líquido simplemente mirando la varilla. Para obtener la lectura de color correcta, vierta unas gotas en un paño blanco limpio o una toalla de papel. ¿Combina con alguno de los tonos mencionados anteriormente? Dependiendo del color, actúe en consecuencia.

¿Cuándo cambiar el líquido de la transmisión?

Cambiar el líquido a los intervalos recomendados en el manual del propietario mantendrá la transmisión en buen estado. La regla general es cambiarlo cada dos años o cada 30 000 a 50 000 millas, lo que ocurra primero. Los vehículos pesados ​​pueden necesitar un servicio más frecuente porque la transmisión genera mucho calor debido al transporte de carga.

En general, debe cambiarlo según el color del líquido de transmisión. Cámbialo cada vez que se transforme en marrón oscuro y no esperes a volverlo negro.