¿Qué pasa si pones azúcar en un tanque de gasolina? (¿mito o realidad?)

Es una fábula común que se puede verter azúcar en un tanque de gasolina para arruinar un motor. Si alguien busca venganza, esta podría ser una acción atractiva, pero ¿qué efecto tiene realmente? ¿Qué pasa si pones azúcar en un tanque de gasolina? ¿Va a arruinar el motor o simplemente causará problemas de rendimiento?

Observamos lo que realmente sucede cuando el gas se mezcla con el azúcar. Nuestro artículo describe las consecuencias y le muestra cómo eliminar el azúcar del sistema.

¿Qué pasa si pones azúcar en el tanque de gasolina?

El azúcar no se disuelve en el gas de la misma manera que cuando golpea el agua. Por esta razón, el azúcar puesta en el tanque de gasolina permanecerá cristalizada y se hundirá hasta el fondo del tanque. Si bien es probable que no dañe el motor, podría obstruir el filtro de combustible y provocar problemas de rendimiento.

El azúcar se hunde como lo haría la arena en el tanque de combustible. Aún necesitará sacar el azúcar del combustible, pero no debería necesitar reemplazar el motor.

Por otro lado, existen sustancias que podrían agregarse al combustible que causarían daños permanentes en el motor. Un ejemplo de ello es el agua. Si se mezcla agua con gasolina, las consecuencias pueden ser irreparables.

Síntomas de azúcar en el tanque de gasolina

1. Sobretensiones

El azúcar del tanque de gasolina puede infiltrarse en las líneas de entrada de combustible. Cuando se produce una obstrucción, el combustible no puede bombear correctamente al motor.

Debido a que los niveles de combustible se mantienen bajos, podría haber aumentos repentinos de energía cuando intente acelerar. A medida que las líneas se obstruyen más, la situación empeorará.

2. Motor estancado

Si las líneas se obstruyen por completo, el motor podría quedarse sin energía. Cuando esto sucede, el motor puede detenerse.

También puede ver problemas con el ralentí antes de que el motor se detenga. En algunos casos, es posible que pueda reiniciar el motor.

3. Bajo rendimiento

Como mínimo, los cristales de azúcar podrían provocar problemas de rendimiento. Incluso una pequeña cantidad de azúcar en las líneas de combustible puede crear un efecto caramelizado a medida que se calientan.

Si el azúcar llega a los pistones, válvulas o cilindros, el motor puede dejar de funcionar como antes. Los problemas pueden volverse más notorios cuando intenta acelerar y el azúcar se mueve a través de las líneas.

4. El coche no arranca

Es posible que el automóvil no arranque, pero no debido a daños permanentes en el motor. Si el azúcar impide que el motor gire, es solo porque hay un bloqueo en el sistema de combustible.

Una obstrucción masiva evitará que el motor obtenga el combustible que necesita. Si continúa intentando arrancar el vehículo, podría matar la batería o el motor de arranque, por lo que no querrá seguir arrancándolo.

RELACIONADO: ¿El coche no arranca? (10 razones y cómo solucionarlo)

5. Bomba de combustible defectuosa

El azúcar puede caramelizarse en los componentes de la bomba de combustible, pero solo si el filtro está ubicado más allá de la bomba. Si el azúcar se acumula lo suficiente, podría provocar una falla total de la bomba.

Cuando la bomba comienza a fallar, es posible que comience a escuchar ruidos extraños. Puede sonar como un chillido, un gemido o un zumbido, ya que el azúcar impide que funcione correctamente.

Cómo arreglar el azúcar en el tanque de gasolina

Debe eliminar todo el azúcar del tanque si desea que el vehículo funcione normalmente. Simplemente no hay atajo para esta solución. Debe quitar el tanque de combustible del vehículo, lo que requiere que primero lo desconecte de todas las líneas de combustible y la bomba.

Antes de quitar el tanque, debe intentar reducir la cantidad de gasolina que hay dentro. Con menos combustible, será más liviano para trabajar y habrá menos desorden.

Una vez que se retira el tanque de combustible, asegúrese de colocarlo en un suelo nivelado. Con un sifón retirarás el resto del combustible. Con una manguera presurizada, puede limpiar el interior del tanque de combustible. Una vez que hayas lavado el tanque, retira toda el agua.

A continuación, utilizará un Shop-Vac para deshacerse de los residuos, el azúcar o el óxido que quedan en el tanque. Con un trapo limpio, limpiará el interior del tanque para asegurarse de que no quede nada. Deja que el tanque se seque durante al menos una hora. Si queda algo de humedad, se evaporará durante este tiempo. Recuerde, el agua es perjudicial para el motor.

Con el tanque de combustible limpio, está listo para volver a instalarlo en su vehículo. Vuelva a conectar todas las mangueras y líneas. También debe reemplazar el filtro de combustible si ha hecho funcionar el automóvil con el combustible contaminado en el interior. Llena el combustible y vuelve a la carretera sin preocupaciones.