Coche soplando humo blanco después del cambio de aceite

La única forma en que un automóvil puede expulsar humo blanco después de un cambio de aceite es si ese aceite de alguna manera encontró su camino hacia la cámara de combustión y se quemó con la mezcla de aire y combustible. Sin embargo, hay más de una forma en que el aceite de motor puede entrar en la cámara de combustión y quemarse. De hecho, en esta publicación de blog, hablaré sobre las cuatro causas más comunes de por qué los autos echan humo blanco después de un cambio de aceite.

Las causas más comunes por las que un automóvil echa humo blanco después de un cambio de aceite es porque llenó demasiado el motor con aceite de motor, cambió a un tipo diferente de aceite, los anillos del pistón están dañados y permiten que el aceite ingrese a la cámara de combustión (generalmente presentes en motores con alto kilometraje), o una junta de culata quemada.

Punto clave

Coche soplando humo blanco después del cambio de aceite [4 Common Causes]

  • Llenaste demasiado el motor con aceite
  • Ha cambiado a aceite de motor sintético
  • Anillos de pistón dañados (generalmente presentes en motores con muchas millas)
  • Junta de cabeza soplada

Coche soplando humo blanco después del cambio de aceite [4 Common Causes]

Si su automóvil echa humo blanco después de un cambio de aceite, es muy probable que se deba a una de estas cuatro causas comunes:

1. Sobrecargaste el motor con aceite

Los propietarios de automóviles saben que el mantenimiento de rutina es importante para que sus vehículos sigan funcionando bien. Una de las tareas más importantes es revisar y cambiar el aceite del motor. El aceite de motor ayuda a lubricar el motor y evita que las piezas se sobrecalienten. Sin embargo, demasiado de este importante líquido puede causar más daño que bien.

Cuando hay demasiado aceite en el motor, es probable que el aceite se desborde a través de los anillos del pistón y los sellos de las válvulas hacia la cámara de combustión, donde se mezclará con la mezcla de combustible/aire y luego se quemará y producirá humo blanco.

Pero, ¿cómo se comprueba realmente el nivel de aceite del motor? En realidad es bastante simple. Primero, asegúrese de que su automóvil esté estacionado en un terreno nivelado. Luego, abra el capó y localice la varilla medidora. La varilla medidora tendrá una imagen de una lata de aceite al lado, por lo que será fácil de encontrar. Una vez que haya localizado la varilla medidora, sáquela y límpiela con un trapo limpio.

Luego, vuelva a insertar la varilla medidora en el tubo y empújela hasta el fondo. Después de unos segundos, sáquela y verifique el nivel de aceite en la varilla. Si el aceite está por debajo de la línea de «lleno», deberá agregar más aceite. Sin embargo, si el aceite está por encima de la línea de «lleno», debe quitar un poco de aceite para evitar llenar en exceso el motor.

Saber cuánto aceite agregar puede ser complicado, ya que diferentes automóviles tienen diferentes requisitos de capacidad de aceite. El mejor lugar para comenzar es consultar el manual del propietario de su automóvil. Esto le proporcionará los requisitos de capacidad de aceite específicos para su marca y modelo de automóvil. También puede encontrar esta información en línea en sitios web como carfluidguide.com.

2. Ha cambiado a aceite de motor sintético

El aceite de motor es esencial para que su automóvil funcione sin problemas. Ayuda a lubricar las piezas del motor, disipa el calor y previene la corrosión. Sin embargo, si ha estado usando aceites de motor convencionales, pueden ensuciarse y espesarse, lo que reduce su capacidad para hacer su trabajo.

Cambiar de aceite de motor convencional a aceite de motor sintético puede hacer que su automóvil comience a expulsar humo blanco después de un cambio de aceite. La razón detrás de esto es la fuerte capacidad de limpieza del aceite sintético. Todo el hollín y el barniz que se ha asentado en las válvulas y los cilindros obstruyéndolos será limpiado por el aceite sintético y se quemará en la cámara de combustión.

Los aceites sintéticos están diseñados para resistir la descomposición y mantener su rendimiento durante más tiempo que los aceites de motor tradicionales. También pueden soportar temperaturas más altas sin descomponerse, lo que los hace ideales para su uso en motores de alto rendimiento. Además, los aceites sintéticos suelen tener mejores capacidades de limpieza que los aceites de motor tradicionales, lo que significa que pueden ayudar a mantener el motor limpio y funcionando sin problemas.

Entonces, ¿debería volver al aceite de motor convencional? Por supuesto no. Solo tienes que dejar que el aceite sintético haga su trabajo y limpie el motor de suciedad y escombros. Sin embargo, deberá tener en cuenta que al limpiarlo, el aceite de motor sintético podría exponer algunos sellos defectuosos y superficies agrietadas que se mantuvieron unidas por la suciedad y los escombros.

3. Anillos de pistón dañados (generalmente presentes en motores con muchas millas)

La mayoría de la gente sabe que su automóvil tiene un motor, pero pocos saben cómo funciona ese motor. El motor es responsable de convertir la energía de la gasolina en energía mecánica, que impulsa el automóvil. La gasolina se quema dentro del motor y ese proceso genera mucho calor. Los pistones en el motor son responsables de controlar la cantidad de calor que se genera por el proceso de combustión.

Los anillos de pistón son uno de los componentes más importantes de los pistones. Desempeñan un papel vital para mantener el motor funcionando de manera eficiente. Los anillos de pistón crean un sello entre el pistón y la pared del cilindro y ayudan a controlar la cantidad de aceite que pasa por el pistón. Este aceite ayuda a lubricar el motor y mantenerlo funcionando sin problemas.

Los anillos de pistón también ayudan a controlar la cantidad de calor que se transfiere del pistón a la pared del cilindro. Esto ayuda a mantener el motor fresco y evitar daños por sobrecalentamiento.

Hay tres tipos diferentes de anillos de pistón: anillos de compresión, anillos de control de aceite y anillos rascadores. Los anillos de compresión son los encargados de sellar la cámara de combustión y evitar fugas de aceite. Los anillos de control de aceite ayudan a regular la cantidad de aceite que ingresa a la cámara de combustión. Los anillos raspadores ayudan a eliminar cualquier aceite o suciedad que pueda acumularse en el pistón o en la pared del cilindro.

Cuando los anillos del pistón, especialmente los anillos de aceite, se desgastan, no pueden regular adecuadamente la cantidad de aceite y limpiar y raspar adecuadamente el aceite que se deposita en las paredes del cilindro. Entonces, el exceso de aceite entrará en la cámara de combustión donde se quemará y producirá humo blanco.

4. Junta de culata quemada

La junta de la culata es un sello que se encuentra entre el bloque del motor y la culata. Su objetivo principal es evitar que el aceite, el refrigerante y los gases de combustión se escapen del motor. La junta de culata también asegura que haya suficiente presión en los cilindros para comprimir adecuadamente la mezcla de combustible y aire.

La junta de la cabeza está constantemente expuesta a las altas temperaturas del motor. Con el tiempo, la junta de la cabeza desarrollará grietas, pero aún podría hacer su trabajo debido a la suciedad y los desechos del aceite del motor que actúan como pegamento. Pero, ¿qué pasa cuando cambias el aceite del motor? Cuando cambie el aceite de motor viejo por uno nuevo, especialmente si cambia a aceite de motor sintético, las grietas en la junta de la cabeza quedarán expuestas.

Cuando esto sucede, la junta de la cabeza ya no podrá sellar la cámara de combustión. A cambio, el aceite del motor llegará a la cámara de combustión y se quemará y producirá humo blanco. Si este es el caso, notará una pérdida de aceite de motor.

Reemplazar una junta de culata quemada o dañada es un trabajo de reparación importante y puede ser bastante costoso. Sin embargo, es importante repararlo lo antes posible para evitar daños mayores al motor.

¿Es normal que salga humo blanco después de un cambio de aceite?

Después de un cambio de aceite, es normal ver humo blanco durante aproximadamente un minuto. Esto puede ser causado si accidentalmente derramó aceite en el motor y ahora se está quemando. Sin embargo, si constantemente ve humo blanco después de un cambio de aceite, definitivamente hay algo mal y debe llevar su vehículo a un taller de reparación para que lo diagnostiquen.

Si bien los detalles pueden variar según su automóvil, la mayoría de los motores necesitarán un cambio de aceite cada 5,000 millas aproximadamente. Con el tiempo, el aceite se descompone y se vuelve menos efectivo para lubricar y enfriar el motor. Si no cambia el aceite con regularidad, puede provocar un mayor desgaste del motor e incluso daños potenciales.

La buena noticia es que cambiar el aceite es un proceso relativamente simple y económico. Con solo unas pocas herramientas y algunos conocimientos básicos, puede hacerlo usted mismo en muy poco tiempo. E incluso si decide dejarlo en manos de profesionales, un cambio de aceite sigue siendo una de las tareas de mantenimiento más asequibles para su automóvil.

Después de un cambio de aceite, no es raro ver salir algo de humo blanco del motor durante un minuto más o menos. Sin embargo, si ve una gran cantidad de humo blanco o si el humo va acompañado de un olor desagradable, es posible que haya un problema con el motor. En este caso, lo mejor es llevar el automóvil a un mecánico para un diagnóstico más detallado. Sin embargo, si solo ve una pequeña cantidad de humo blanco después de un cambio de aceite, entonces no hay necesidad de preocuparse.